El clima en Cipolletti

icon
Temp
75% Hum
LMCipolletti inseguridad

Más guerra en las tomas

Amenazan a dirigentes barriales. Denuncian a "punteros y narcos".

El asentamiento irregular La Alameda, ubicado al noreste de Cipolletti, vivió este fin de semana nuevos hechos de extrema violencia. Así, el sábado terminó con un intenso tiroteo, que trajo miedo y angustia entre la mayoría de los vecinos.

Mónica, una vecina de la toma, denunció que una mujer de al menos 40 años -conocida por generar conflictos y disturbios de gran magnitud en la zona- la amenazó y le rompió los vidrios de su casa a piedrazos por organizar una junta vecinal y planear mejoras para beneficiar la calidad de vida de los habitantes.

Te puede interesar...

Según denunció, los ataques fueron perpetrados por “punteros y narcos” que están en contra de las actividades que llevan adelante los habitantes y que buscan tener el control de las tierras.

“Me dijo que ella era la presidenta del barrio y que nosotros no éramos nadie para organizarnos”, relató la damnificada con voz quebrada y apoderada por el miedo.

Mónica está casada y tiene una nena de 4 años, vive en La Alameda desde hace ya varios años y dirige un comedor en el que prepara un mínimo de 70 porciones de comida al día para las familias más necesitadas. Entre varios vecinos realizan un arduo trabajo para poder recibir donaciones de comercios de la ciudad y, además, cuentan con el apoyo de la referente del barrio Obrero, Lila Calderón.

Sin embargo, sus esfuerzos por ofrecerle al barrio un futuro mejor fueron repudiados por otros vecinos, en particular por una mujer, quien asegura ser la presidenta de la toma, aunque nadie la eligió, pero todos le temen, según apuntan desde el comedor. “A las 18 vino a mi casa con sus hijos, eran alrededor de 8 personas, y me dijo que yo no era nadie para organizar al barrio, que ella era la presidenta. Como me quedé dentro de mi casa con mi hija, empezaron a tirarnos piedras”, contó Mónica.

Además, aseguró que la vecina tuvo conflictos en otros asentamientos de otras ciudades donde vivió -como en Villa Manzano y Cinco Saltos- y que la echaron de todos lados. “Ella dice que es la presidenta, pero no hace nada por el barrio, yo creo que es envidia por todo lo que estamos haciendo nosotros”, explicó Mónica.

El conflicto se extendió hasta la noche y continuó durante la madrugada ya que las mismas personas que intentaron agredirla por la tarde comenzaron un peligroso tiroteo en cercanías a su hogar a modo de amenaza. “Me quedé en la habitación de atrás con mi hija para que no nos pasara nada”, concluyó.

“Son punteros y narcos. Primero nos tiraron piedras y después comenzaron un tiroteo para amenazar”. Mónica vecina de La Alameda víctima de los ataques

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario