Marcha por los comedores

Organizaciones sociales se movilizaron para pedir ayuda al Municipio.

Un centenar de militantes del movimiento social La Dignidad se movilizó ayer por la mañana hasta el Municipio para realizar una serie de pedidos para los trabajadores de los comedores comunitarios. Entre los reclamos figuraron la entrega de cajas navideñas, bonos para los militantes que prestan servicio en centros comunitarios y el incremento en la cantidad de alimentos frescos.

Lila Calderón, referente de la organización social, explicó a LM Cipolletti que fueron recibidos por el secretario de Gobierno de la ciudad, Diego Vázquez, y que les prometió una respuesta para la próxima semana.

“El reclamo se basa en un pedido de reconocimiento a las casi 400 mujeres que prestan servicio en los 16 merenderos y comedores de diferentes barrios de la ciudad, además del jardín de Barrio Obrero y el Centro de Día del Anai Mapu. Con Nación se logró el pago de un salario social complementario de $4420, pero por el incremento del costo de vida obviamente no alcanza. El pedido es de un bono mensual de 1000 pesos para quienes dedican 3 horas de servicio, y de alrededor de 4 mil para los que cumplen jornadas de 7 horas o más. La idea del pedido es equiparar el dinero al de un salario mínimo”, expresó Calderón. Además, indicó que a los merenderos asisten más de 3000 personas por día.

400 mujeres trabajan en los 16 merenderos de Cipolletti. Ayer pidieron que sea reconocido su trabajo. Ya cobran un salario social complementario de $4420, pero por el aumento del costo de vida esa suma quedó desactualizada. Reclaman un bono de mil pesos por 3 horas de servicio y 4000 para las 7 horas.

También se exigió la entrega de cajas navideñas para fin de año. “Desde la organización elevamos el pedido ya que nos acercamos a fin de año y queremos pedir una canasta navideña por persona. El año pasado hubo una entrega que no alcanzó para todos, y elevamos el pedido tanto para el Municipio como para Provincia. Lo hacemos con tiempo para que puedan resolverlo antes de Navidad”, comentó Calderón.

Entre la lista de reclamos también se dejó asentado que la entrega de alimentos frescos para los comedores están sufriendo retrasos y que son los propios militantes quienes comprar la comida con dinero de su bolsillo los días que no alcanza. “El retraso de una semana en la entrega significa una semana que una familia no come, y es grave. No podemos seguir pagando de nuestro bolsillo la comida, y hay un acuerdo que se debe cumplir en tiempo y forma”, aseguró la referente del Barrio Obrero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario