Mamá desesperada pide que encuentren a su hijo

El padre la golpeó salvajemente y luego se llevó al nene de 7 años.

Todavía le duelen los golpes en su cuerpo y ahora se le estrangula la voz de sólo preguntar por su hijo. Es que desde el lunes que no lo ve y no sabe nada de él. Ese día tuvo que huir de la brutal golpiza que le dio su ex marido, Jonathan Muñoz, cuando se metió a su casa de la toma 2 de Febrero. Corrió a pedir ayuda con su nena de 2 años y su niño de 7 no quiso ir. Ella dice que fue por miedo, y ya no lo volvió a ver.

“No sé nada de mi nene, sólo quiero pensar que está bien y le pido que me lo traiga”, expresó muy angustiada, a LM Cipolletti.

Ayer la Policía llevaba a cabo una intensa búsqueda para dar con el menor, identificado como Víctor Muñoz, y restituírselo a su madre, de 29 años, quien el jueves radicó una denuncia penal en Fiscalía, tanto por los golpes que sufrió como para averiguar el paradero del nene. Las diligencias policiales llegaban hasta Centenario, donde se presumía que podría estar con su padre, ambos alojados en la casa de su abuela paterna.

Sin embargo, hasta la tarde de ayer no había novedades que pudieran calmar la desesperación de esta madre. “Espero que no le haga nada, es el padre, pero uno nunca termina de conocer a una persona, ni se imagina que puede hacer algo así. Sólo le pido que me lo traiga, necesita estar con su mamá”, remarcó.

En el Juzgado de Paz existe el antecedente de una denuncia por violencia familiar radicada el 9 de mayo y por la cual el hombre tenía prohibido acercarse a ella. Se suma ahora la golpiza del lunes, hecho por el cual la mujer radicó otra denuncia en Fiscalía, además de pedir por el paradero de su hijo.

Según informó el fiscal de turno Martín Pezzetta, el Juzgado de Familia interviniente constató esta situación el jueves, cuando, luego de la denuncia que realizó esta mujer, el personal judicial fue a notificar al hombre a su casa para que restituya al menor y no lo encontró. “Ese mismo día iniciamos el protocolo de búsqueda y nos comunicamos con la Policía de Neuquén”, informó (ver aparte).

Incluso antes la víctima se acercó hasta el domicilio, acompañada por profesionales del instituto municipal Ruca Quimey, y constató que ya no estaban y que la casa estaba dada vuelta. El hombre había vendido sus cosas, hasta el lavarropas prestado por una vecina, y en la huida también se apoderó de toda su documentación.

Por esa razón, la mujer ayer trataba de dar de baja la tarjeta que utiliza para cobrar la asignación universal que percibe por sus hijos. “Él sabe que son mi debilidad, que no los dejo nunca y andan conmigo para todos lados. No me merezco todo lo que me está pasando”, manifestó, muy angustiada.

Desde la Comisaría 45 del barrio Anai Mapu se informó que tienen la orden judicial de encontrar al nene y llevárselo a la madre de inmediato, y en esa búsqueda se encontraban. Mientras tanto, ella tiene una custodia policial permanente y personal, en el lugar donde encontró refugio temporario con su nena de 2 años, gracias a la ayuda que le dispensó la dirigente barrial Lila Calderón, también integrante de la Multisectorial de Mujeres de Cipolletti.

6 días se cumplen hoy de la desaparición del nene. Estaría con el padre, en Neuquén.

La Justicia local, “siempre tarde”

“La Justicia le ha dado todo el tiempo del mundo a este tipo para que se fugue con su hijo. Siempre tarde. Y, como es el padre, para la Justicia no es secuestro”, manifestó indignada la dirigente barrial Lila Calderón.

La referente del Barrio Obrero tomó cartas en el asunto desde un comienzo, cuando las barrenderas municipales de la plaza del Anai Mapu encontraron a la víctima toda golpeada y ensangrentada, con su chiquita de 2 años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario