Los lavaderos con ficha, la nueva moda comercial

Hay cuatro en proceso de apertura y se ven varios más en la ciudad.

A pesar de la crisis económica, Cipolletti cerró el 2019 con cuatro habilitaciones comerciales más que los trámites para dar de baja el permiso.

La caída del poder adquisitivo suele provocar cambios en los hábitos de los consumidores, que luego se trasladan a la oferta comercial. Un buen ejemplo de esta tendencia es el aumento de la cantidad de lavaderos "autoservicio" que se observan en la ciudad.

Te puede interesar...

Darío González, coordinador de Comercio del Municipio, advirtió que la cantidad de lavaderos de autos viene en aumento. Dijo que hay entre tres y cuatro nuevos que están en trámite de habilitación, aunque se pueden observar incluso algunos más, que quizás iniciaron la actividad sin registrarse en el Municipio.

El funcionario contó que, como primera medida, se solicita al comerciante que gestione y presente la certificación de factibilidad de uso y la numeración domiciliaria. Estos trámites se realizan en Catastro, y recién ahí se comienza la gestión para habilitar el lavadero.

Entre los requisitos que pide Comercio, por el tipo de servicio que realiza un lavadero, es importante que los interesados se anoten como cuerpo receptor de agua y gestionen el certificado de Cocapri en el Departamento Provincial de Aguas sobre el sistema de tratamiento, evaluación y disposición de líquidos residuales.

"Pueden utilizar las cloacas, pero necesitan tener cámaras que atrapen el barro y otras sustancias que luego se vierten en el basural municipal", indicó.

Al respecto, el titular de la Cámara de Industria y Comercio, José Luis Bunter, aclaró que los lavaderos en trámite son mayoritariamente con fichas, ya que resulta mucho más económico que sostener uno artesanal, por los altos costos de contratar a un trabajador. "Con fichas son atendidos por una sola persona y el trabajo lo hacen las máquinas", evaluó el comerciante.

Los lavaderos autoservicio poseen máquinas que utilizan distintos programas de lavado y niveles de presión de agua, y la posibilidad de emplear compuestos con cera y otros abrillantadores. Además, en las estaciones de secado tienen aspiradoras. Cada ficha, que dura entre dos y tres minutos, en uno de los programas, vale aproximadamente 50 pesos.

Esperan boom de venta de alcohol

A partir de este año, todas las despensas, rotiserías, verdulerías, carnicerías y otros comercios de barrio pueden vender alcohol y el Municipio no les cobrará ni un peso por eso. Desde Comercio informaron que si no tienen el anexo que habilita la venta de bebidas alcohólicas, lo tienen que solicitar en la dirección, aunque se indicó que lo más probable es que la petición se presente y se gestione cuando los inspectores municipales hagan controles de rutina.

El coordinador de Comercio, Darío González, aclaró que kioscos y minishoppings no podrán acceder a esta posibilidad.

Recordemos que la mayoría de los comercios podrán hacerlo porque el pago de una licencia por venta de bebidas alcohólicas fue derogado en noviembre del año pasado.

“Las vinerías también están autorizadas a vender cerveza tirada, bajo ciertas prácticas de higiene”, añadió el funcionario municipal.

Es de esperar que con la eliminación del canon se multipliquen los puntos de venta.

LEÉ MÁS

El plato majestad de Las Grutas: cuesta hasta 2700 pesos

Todo lo que tenés que saber sobre Precios Cuidados en Río Negro

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario