El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
52% Hum
LMCipolletti Dolor

Los fierros y el periodismo deportivo lloran al Rata Graziosi

El periodista y relator de LU5 falleció a los 68 años. Fue un gran referente del automovilismo regional.

Murió Carlos Graziosi, el “Rata”, un hombre vinculado al periodismo y al automovilismo, pero principalmente un tipo excepcional, querido por colegas, pilotos y por todo aquel que estuviera relacionado con los fierros o la radio, el lugar donde trabajó gran parte de su vida.

El Rata murió este viernes en paz rodeado de su familia, después de larga pelea contra un cáncer tan cruel como inapelable. Se fue tranquilo, algo raro en él, que siempre andaba acelerado, hablando rápido, gesticulando y corriendo como los autos de las carreras que relataba.

Carlos Augusto Graziosi había nacido en Bahía Blanca el 26 de abril de 1952. Sus primeras pasiones, el fútbol y Gimnasia y Esgrima, las heredó de su padre, un reconocido ingeniero agrónomo platense.

De chiquito comenzó a jugar a la pelota en el puesto de wing derecho. Era tan rápido y escurridizo como diminuto. Por eso sus amigos lo bautizaron con el apodo de “Rata”. Nadie podía atraparlo cada vez que le pasaban el balón.

Por el trabajo de su padre, el Rata también vivió en 25 de Mayo (La Pampa), luego en Cutral Co, Zapala, Plottier y finalmente en Neuquén.

A Patricia, su esposa, la conoció cuando él terminó el Servicio Militar en la Marina y ambos se enamoraron de inmediato. Y así comenzó otra etapa. En estas tierras echó raíces y formó una familia con Romina y Estefanía, sus dos hijas.

Su primer trabajo fue una sandwichería familiar que abrió en Plottier y que se llamó “Trattoría Mundial 78”, en homenaje al campeonato de fútbol que se jugaba ese año en la Argentina. Poco después amplió el negocio con un restaurante, el “Premier”.

Todo indicaba que el futuro del Rata estaría vinculado a la actividad gastronómica.

Rata LU5.jpg

¿Cómo nació entonces la pasión por el automovilismo y el periodismo deportivo? De pura casualidad.

En 1986, durante unas vacaciones que tenía planeadas en Mar del Plata, Carlos Quinteros, un periodista que trabajaba en LU19 le pidió si podía cubrirle una carrera de TC 2000 que se realizaría en esa ciudad balnearia, sabiendo que el automovilismo también le gustaba mucho. “¿Te animás a ayudarme?”, le preguntó el conductor del programa “Mundo Tuerca”.

El Rata aceptó el desafío, aunque no tenía demasiados conocimientos técnicos sobre lo que era una transmisión radial. Y así fue que se entusiasmó tanto, que nunca dejó de trabajar en el mundo de los fierros. Luego, su programa “Auto Uno”, por LU5 Radio Neuquén, se convertiría en una marca registrada. "Trabajar en la radio y, especialmente en LU5, fue la mejor decisión que tomé en mi vida", diría tiempo después.

Carlos-Graziosi.jpg

Quienes conocimos al Rata y trabajamos con él guardamos mil recuerdos y anécdotas divertidas porque era realmente un tipo alegre y siempre con buen humor, aun en los momentos de mayor tensión en el trabajo o en las situaciones más difíciles que le tocó vivir. No perdió esa alegría ni siquiera en sus últimos días, cuando ya no le quedaban fuerzas para nada.

Su partida duele porque se fue un excelente profesional y un gran compañero de trabajo, pero también, por todo el legado que dejó.

El mundo de los fierros, del periodismo y, por supuesto sus familiares y amigos más cercanos, lo vamos a recordar siempre y lo vamos a extrañar mucho.

Hasta siempre, Rata.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario