Los comerciantes arrancaron mal el año por los robos

Los ladrones cipoleños se muestran impunes y protagonizan audaces golpes en pleno centro.

El 2017 comenzó con el pie izquierdo para algunos comerciantes cipoleños que ya están hartos de los ladrones. Dos locales céntricos fueron escenario de importantes robos: en uno de ellos se llevaron fuegos artificiales valuados en $150 mil y, en el otro, se apropiaron de 500 pesos en efectivo y quedaron escrachados por las cámaras de video.

La madrugada del 31 fue la noche elegida por un par de ladrones para ingresar a dos locales comerciales del casco céntrico. El primero de ellos fue la reconocida librería La Varita 2, ubicada sobre calle Sarmiento al 300. Allí lograron barretear la puerta de ingreso, que cuenta con rejas y se llevaron varias tortas de fuegos artificiales por un valor total de 150 mil pesos, además de mochilas y artículos de librería.

“Los comerciantes y la Policía saben quiénes son los ladrones. Están todos identificados, pero no se puede hacer nada. La Justicia debe actuar y no lo hace”. José Luis Bunter Titular de la Cámara de Comercio

“En 2016 robaron dos veces en el cotillón que tenemos en la esquina de Sarmiento y 9 de Julio, y ahora nos tocó a nosotros. Llegamos el lunes y encontramos la puerta rota, y llamamos de inmediato a la Policía. Se ve que querían festejar los muchachos porque fueron directo a los fuegos de artificio”, dijo la propietaria. El negocio está blindado con rejas de gran grosor, pero de igual forma, y seguramente tras un arduo esfuerzo, lograron entrar.

El otro de los negocios asaltados se encuentra a la vuelta, sobre calle Yrigoyen. En este lugar las cámaras de seguridad lograron registrar las alternativas del robo en su totalidad. El hecho se concretó a las 4 de la madrugada y fue protagonizado por dos jóvenes, que ingresaron al lugar tras reventar la puerta. Una vez adentro fueron directamente a la caja registradora que sólo tenía 500 pesos.

“Había cajas con comida por todos lados, pero no las tocaron”, expresó la dueña, indignada. Agregó que es la segunda vez que les roban desde que se instalaron allí en abril, y tienen todo el local con sensores de movimiento y sistema de videovigilancia.

“Son los comerciantes que, con cadenas de Whatsapp, se pasan las caras de los ladrones para advertirse e incluso se avisan cuando los ven”. José Luis Bunter Titular de la Cámara de Comercio

“No puedo soportar más robos. Todo lo que tenía lo invertí acá y un robo, por más que sea pequeño, hace dudar mi continuidad como comerciante”, relató la mujer, que pidió no identificar su negocio por miedo a represalias. Añadió que vive asustada porque esa noche dejaron las luces prendidas y simulaba que había gente, pero esto no impidió el robo.

El presidente de la Cámara de Industria y Comercio, José Luis Bunter, indicó a LM Cipolletti que la Policía hace lo que puede, pero lo que se necesita es una respuesta desde la Justicia local para que los ladrones dejen de entrar por una puerta y salir por otra, volviendo a reincidir y mostrando una total impunidad a la hora de cometer delitos.

De igual modo, no deja de sorprender que los robos se desarrollen en pleno centro donde la presencia policial es más importante que en barrios alejados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario