Los atraparon con medio ladrillo pero no irán presos

Dos cipoleños que vendían marihuana en una toma fueron beneficiados.

Un comerciante cipoleño y su cómplice consiguieron zafar de ir a la cárcel por narcotráfico y sólo uno de ellos recibió una condena aunque en suspenso. Ambos habían sido atrapados en la toma 2 de Febrero cuando trasladaban medio ladrillo de marihuana en un vehículo.

El procedimiento se concretó el 20 de octubre de 2015 y fue encabezado por personal de la Brigada de Investigaciones de Cipolletti. Con el fin de identificar posibles kioscos de drogas y transas, los agentes hacían una recorrida preventiva por el lugar y les llamó la atención la presencia de un Volkswagen Bora. Apenas buscaron acercarse, el vehículo se alejó a toda velocidad y fue necesaria una intensa persecución para darles alcance. En el camino, arrojaron una bolsa de nylon con más de medio kilo de marihuana.

Te puede interesar...

Los investigadores pudieron establecer que los sospechosos se encontraban en plena venta de droga y secuestraron dinero en efectivo, retazos de nylon y un cuchillo.

Al igual que otros procesos, los detenidos en primera instancia no fueron llevados a juicio de inmediato y recién esta semana, mediante la forma abreviada, enfrentaron los cargos por infracción a la Ley 23.737. En el caso del comerciante, que conducía el Bora, fue beneficiado por su compañero, de nombre Daniel, quien lo desincriminó y aseguró que él no tenía conocimiento de la droga. Ante la duda, la fiscalía se pronunció por la absolución del cipoleño, de 55 años. Por el contrario, mantuvo la acusación en contra de Daniel pero por un delito leve como tenencia ilegítima de estupefacientes y requirió un castigo de un año y medio de prisión en suspenso.

El juez de Cámara Alejandro Silva se mostró de acuerdo con la posición de la fiscalía y confirmó la condena de Daniel, de 33 años, y la absolución de su cómplice.

La acusación primigenia en contra de los dos cipoleños era más grave y se les atribuía la tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, en calidad de autores. Pero la fiscal del Tribunal Oral Federal de Roca, Mónica Belenguer, no mantuvo ese criterio y los dos imputados se vieron beneficiados con un cambio de calificación.

En el caso de los acusados, el comerciante contó con la asistencia legal de un abogado particular y Daniel tuvo el acompañamiento de la defensora oficial. A la hora de solicitar el castigo, la fiscal tuvo presente que el cipoleño que se atribuyó la tenencia de la droga carecía de antecedentes.

--> De comercialización a sólo tenencia

Salvo que se trate de bandas organizadas, la justicia federal impone penas muy leves en casos individuales y varios narcos de Cipolletti y la región se ven beneficiados en las sentencias definitivas.

El comerciante y su acompañante enfrentaban una acusación grave, que los podía llevar a la cárcel. Sin embargo, la fiscal general que actuó en el juicio abreviado no compartió la calificación legal impulsada por su par, el fiscal de grado.

De esta manera, uno de los acusados fue absuelto y su amigo, castigado con una pena menor.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario