El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
64% Hum
LMCipolletti

Los apostadores de agencia mueven cuatro millones de pesos mensuales

En Cipolletti funcionan nueve comercios oficiales, de los que dependen más de un centenar de bocas de venta, principalmente de la quiniela. En mayo, la mitad del monto se fue en premios.

Además, en las agencias, los jugadores pueden apostar al Mono Bingo, Toto Bingo TV, el Loto, Brinco, la Borratina, Telekino, el Loto 5, el Quini Express y el Quini 6.

Las agencias oficiales de la ciudad recaudaron en mayo 4.031.025 pesos en bruto, pagaron 2.261.000 en premios y se quedaron con una comisión de 725.584 pesos en total, cifra que también debe ser repartida entre los locales que poseen bocas de venta.
Contando los nueve locales oficiales que operan en la ciudad, el promedio indica que en ese mes los jugadores que apostaron al Mono Bingo, Toto Bingo TV, la quiniela, el Loto, Brinco, la Borratina, Telekino, el Loto 5, el Quini Express o el Quini 6, por contar algunos, depositaron 447 mil pesos en cada agencia, incluyendo lo recaudado en las subagencias.
El monto global de 4 millones de pesos al mes de circulación de plata en juegos de agencia se suma a los 23 millones que ingresan al casino en el mismo lapso de tiempo, lo que da cuenta de que en Cipolletti el juego de azar moviliza masas de dinero de volúmenes importantes.
La Lotería de Río Negro envió en mayo casi 30 fiscalizadores a recorrer la provincia. Los inspectores, contratados para eso, controlaron agencias y subagencias.
Si se cuentan las agencias, subagencias y los vendedores ambulantes, en Cipolletti funcionan más de un centenar y en Río Negro hay casi mil bocas de venta en donde se reciben apuestas oficiales.

Quinieleros, los más fieles
Muchos son los cipoleños que periódicamente pasan por uno de estos locales para apostar unos pesos en alguna de las vastas alternativas que ofrecen las agencias.
Un comerciante del rubro, en un céntrico local, sostuvo que “los juegos más elegidos van variando dependiendo de los pozos y de la difusión mediática que hayan tenido esta semana; hay veces que el Telekino es lo que más sale, y otras que es el Loto o el Quini”.
Sin embargo, explicó que hay distintos perfiles de apostadores. “Hay quienes juegan todos los días, que generalmente lo hacen a la quiniela; esos son los más fieles, por decirle de alguna manera”, sostuvo.
El comerciante dijo que es notoria la diferencia de personas y su relación con el juego. Al respecto, sostuvo que “están los enviciados, algunos de los cuales a veces cuando llego a la mañana a abrir la agencia ya están afuera para revisar sus jugadas y realizar nuevas apuestas”.
Otros son jugadores periódicos, quienes no son presa de ningún vicio, sino que lo hacen por simple costumbre. “Este tipo de personas apuesta, generalmente, una vez por semana”, dijo el agenciero.
A su vez, otro de los perfiles es el de los ocasionales, que lo hacen con poca frecuencia, sólo cuando los tienta alguno de los pozos en juego.
En lo relativo al poder adquisitivo de las personas, en las agencias cipoleñas afirman que “los apostadores son de toda clase y condición social, puede variar sí el monto de las apuestas o la periodicidad, pero juegan todos”.
En tanto, el comerciante cipoleño reflexionó: “El juego es un vicio que la mayoría de las personas, por lo menos alguna vez, prueban”. Más cuando el premio puede ser millonario, como sucede actualmente con muchas de las alternativas lúdicas que las agencias de quiniela disponen.

“Pierden el trabajo, sus familias y sus bienes”

Susana Vega, del área de prevención de adicciones de la UNCo, expresó que recién ahora la ludopatía se está considerando una enfermedad.
 

Según explicó Susana Vega, coordinadora del área de prevención y atención de adicciones de la Universidad Nacional del Comahue, una vez que los apostadores se transforman en adictos, “no todos logran frenar y decir quiero tratarme”.   
“Son tratamientos muy duros y la ludopatía recién ahora se está considerando una enfermedad seria ya que hasta hace tiempo no había centros de tratamientos para el juego”, argumentó la especialista, quien indicó que esta adicción genera problemas sociales por demás preocupantes.   
“Muchas personas pierden el trabajo, sus familias, sus bienes. Hay veces en que la gente cae en la desocupación”, agregó.
Vega cuestionó duramente el accionar de los gobiernos en la materia. “Hay políticas destinadas al crecimiento del juego en detrimento de la sociedad. No podemos hablar de una industria del juego, si algo genera el juego no son bienes, sino pobreza”, manifestó. Y se preguntó: “¿Dónde está el bien que produce la industria del juego?”.
 
Adrenalina
La no docente de la UNCo puso mucho énfasis en los inconvenientes que provoca la instalación de casinos y criticó el hecho de que haya dos tan importantes en tan poco kilómetros como lo son los de Cipolletti y Neuquén.  
“Las tragamonedas, a diferencia de la ruleta y los naipes, están diseñadas para generar dependencia con las máquinas, el sonido, cómo caen las monedas, está todo preparado para que se produzca la descarga de adrenalina. El jugador no juega para ganar, juega por ese ínfimo momento en que se genera el bienestar”, consideró Vega.
Además, indicó que el apostador cuando está dentro del casino pierde noción del tiempo y queda enajenado al juego.
Ejemplificó que en Alemania el Estado impulsó que sólo ingresen a las salas de juego personas que viven a más de 100 kilómetros del lugar.   
“Es un tema político serio. Otra cosa que es llamativa es que cuando los casinos salen a hacer campañas del juego responsable es como si pusieras a un zorro en un gallinero a cuidar las gallinas”, concluyó.

Proyecto de ley

Esta semana, dos legisladores rionegrinos propusieron que una parte de las tasas que pagan los casinos se destine a salud pública para contener la problemática de la ludopatía o juego compulsivo.
La idea fue concretada por los parlamentarios de la Concertación Facundo López y el cipoleño Matías Gómez Ricca, quienes buscan así volver a fijar las alícuotas y los montos que se habían establecido en el año 2010.
Hoy, del 8 por ciento con que se grava la explotación de los juegos de azar, debiera destinarse un 1,5 por ciento a la salud y a Lotería, para afectarlos en forma específica a la implementación de programas destinados a la prevención, atención y tratamiento de la ludopatía, fijados por la Ley 4.108.
Para justificar su postura, los legisladores adujeron que hay provincias que gravan con alícuotas mayores a la explotación de los casinos, como Mendoza que aplica el 20%, San Juan el 10% y La Pampa el 8,10%.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario