Lo pescaron a bordo de un auto mellizo

Un mendocino fue demorado en un VW Vento robado en La Plata. El auto estaba radicado en Córdoba y el dueño hacía viajes periódicos a La Rioja sin que nadie lo descubriera.

Un auto mellizo que atravesó el país varias veces desde que fue robado terminó secuestrado ayer en la sede de la Policía Caminera de Cipolletti. Un hombre oriundo de San Rafael, Mendoza, fue detenido ayer a las 11 en un operativo de rutina en Cipolletti, no sólo por manejar un auto con pedido de secuestro desde el 2012 sino también por presentar documentación falsa.

Desde el área de Seguridad Vial de esta ciudad explicaron que el conductor del Volkswagen Vento color gris plata hizo caso omiso a la orden detención en un primer momento pero que, finalmente, lograron que detuviera la marcha. Esa actitud inicial levantó sospechas sobre las irregularidades del vehículo que luego se confirmaron.

Cuando le pidieron los papeles del auto, sólo entregó una fotocopia en la que el número de chasis y el de motor no se correspondían con el original. Además, notaron que la patente era duplicada y que el auto tenía pedido de secuestro desde octubre de 2012 en La Plata, provincia de Buenos Aires.

Luego de algunas averiguaciones, los efectivos descubrieron que el hombre viajaba con frecuencia a la provincia de La Rioja y que el Volkswagen estaba radicado en Córdoba, demasiados kilómetros recorridos sin que nadie haya notado, durante seis años, la pila de anomalías que demostraban que se trataba de un vehículo robado.

Tras la confirmación de los datos del auto, intervino personal de la sección de Canes en busca de drogas, pero los resultados de la presencia de estupefacientes fuero negativos.

De esta manera, procedieron al secuestro del rodado y la documentación e iniciaron actuaciones judiciales al conductor por encubrimiento agravado, por la tenencia de un bien robado.

En episodios similares, los poseedores suelen declarar que desconocían el delito previo. Sin embargo, en este caso, el conductor deberá explicar numerosas faltas y la razón por la que intentó evitar el control policial.

Cómo evitar caer en un engaño

Verificar los datos

Hay que prestar atención a la documentación, las patentes y a que los números de chasis y motor concuerden. La verificación policial es obligatoria, por lo que hay que desconfiar de un vendedor que quiera evitar esa inspección.

El precio

El gancho para vender autos robados con papeles truchos suele ser el bajo precio. Son ofertados a valores muy inferiores a los del mercado. Para la Policía, una cifra baja es motivo de sospecha.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario