Lo denunciaron por abusar de un nene y se pegó un tiro en Neuquén

La víctima es un amigo de su hijo. La mamá del nene dio detalles del aberrante hecho a LM Neuquén.

Un hombre fue denunciado por abusar sexualmente al amigo de su hijo, de doce años, y al día siguiente se mató de un tiro a la vera del río Limay.

El abuso, según la denuncia, ocurrió cuando el pequeño, como era habitual, fue a jugar a la casa de su amigo. El sábado a la noche el hombre se fue de la casa y los amiguitos decidieron acostarse en la cama de la habitación del padre hasta que llegara. Pero el nene se despertó y quedó paralizado al darse cuenta que estaba solo -su amigo se había ido a su habitación- y que el papá de su amigo lo estaba abusando.

Te puede interesar...

“El martes, cuando volvió de la casa de su amigo me dijo que le había pasado algo muy feo pero que después me contaba”, inició el relató la mamá de la víctima a LM Neuquén. Luego de insistirle, su hijo le terminó contando lo que había sufrido.

“Le apoyó el miembro en la cola, lo masturbó y le hizo sexo oral. Intentó penetrarlo pero no pudo. Después puso pornografía, le dijo que él ya era grande para mirar eso y le preguntó si tenía miedo y si sabía guardar secretos”, detalló la mujer.

El nene soportó tres días en la casa de su amigo, ya que el hombre le decía a su mamá que lo dejara más tiempo porque estaban “entretenidos”. Incluso le dijo que se irían a acampar, pero luego desistieron por el clima.

“El martes cuando habló con él me dijo que se quería ir, que se quería escapar pero que le daba miedo porque sabía que el hombre tenía un arma”, contó.

De inmediato la mujer fue a una comisaría del Oeste, donde radicó la denuncia, y al día siguiente –miércoles a la mañana- ratificó la denuncia en la Fiscalía de Delitos Sexuales donde le dieron un turno con el médico forense para el 6 de marzo.

Luego de enviarle audios a la mujer en los que admitía los abusos e incluso anunciaba que se mataría, el hombre se pegó un tiro en la calle Anaya al fondo en la costa del río Limay.

Ante la decisión del hombre, la mamá del chico se quedó con sentimientos encontrados. “Apenas supe que se había matado me puse a gritar, de impotencia, de bronca. Porque ahora ¿a quién le reclamo?”, se preguntó indignada. “Por otro lado me da alivio saber que mi hijo no lo va a ver nunca más. Pero él hizo justicia como la quiso él. Para mí no pagó nada”, aseguró indignada la mujer.

Tras el hallazgo del cuerpo, intervino personal de la Comisaría 41, Criminalísta, Seguridad Personal y la Fiscalía de Homicidios.

Para la asistencia psicológica del chico se le dio intervención a la Línea 102, mientras que fuentes judiciales confirmaron a LM Neuquén que la causa por abuso sexual simple sería archivada porque ya no hay quién perseguir penalmente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario