El clima en Cipolletti

icon
Temp
37% Hum
LMCipolletti Maldad

Le robaron su perrita y tuvo que pagar $2 mil pesos para recuperarla

El animal, llamado Ara por sus dueños, ya tenía varios años y sufría de epilepsia.

Una perra caniche toy había desaparecido de su casa en Cipolletti entre calles Arenales y Miguel Muñoz desde hace ya varios días y su familia, desesperada, publicó su foto por todas las redes sociales con la esperanza de que alguien la devolviera. Sin embargo, aprovechando la popularidad del animal en Internet y la recompensa ofrecida, las personas que la habían robado pidieron una recompensa de 2 mil pesos para entregarla.

Claudia, su dueña, junto a su hija recorrieron tomas y hasta viajaron hasta la Isla Jordán para recuperar a Ara, que para ellos es "un miembro más de la familia". No obstante, los intentos por encontrarla no dieron resultado y hasta recibieron amenazadas de muchos vecinos.

Te puede interesar...

"Le pregunté a una señora que nunca antes había visto y lo único que me dijo, con una piedra en la mano, que ella no la tenía y que se no me iba del lugar me iba a acuchillar", relató la dueña de la perro.

Cuando su marido regresó de un viaje que debía realizar decidió salir a buscar por su cuenta y tomó el coraje necesario para acercarse a una zona peligrosa de la localidad en donde vive un grupo de jóvenes a quienes conocen como "Los Borrachitos". Allí entregó el folleto y aclaró que ofrecían recompensa.

Horas después, uno de los integrantes del clan tocó la puerta de su casa y les dijo que tenían a la perra, pero que a cambio querían 2.500 pesos. "Nosotros le dijimos que no teníamos esa suma de dinero, por eso le entregamos mil y tuve que pedirle otros mil a mi hija. Cuando nos trajeron a Ara estaba sucia, golpeada y con miedo. Pensamos que iba a volver a estar feliz, pero ella está triste", aseguró indignada Claudia.

Al día siguiente del reencuentro, uno de los delincuentes volvió al domicilio de la familia, quienes le entregaron una botella de vino y le pidieron que no volviera nunca más por su casa.

Ara estuvo en una vivienda de Neuquén también, yo había movido cielo y tierra. Ya está conmigo, eso es lo importante, Claudia, su dueña.

No sólo era una perrita vieja sino que también sufría de epilepsia y necesitaba cuidado constante, el cual no se le fue brindado el tiempo que estuvo desaparecida.

Perdió su perrita y tuvo que pagar $2 mil pesos para recuperarla.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario