Las castraciones se extienden a tomas y barrios periféricos

Los habitantes de los asentamientos y barriadas rurales más alejadas, como la Isla Jordán, quieren controlar la población canina.

El quirófano móvil de esterilización canina del Municipio está llegando a los distintos asentamientos y barrios de la periferia de la ciudad. Últimamente estuvo en la Isla Jordán, un lugar de grandes asentamientos a los que muchas veces el brazo del Estado local no llega.

La amplia zona cercana al río Negro registra la presencia de una gran cantidad de canes con y sin propietarios. Por eso se torna urgente efectuar las tareas de castración que impulsan la comuna y las organizaciones protectoras de animales.

Hace unos días, el quirófano estuvo en el Barrio Obrero, donde fueron esterilizados muchos perros. En el sector y sus inmediaciones existe una gran población canina, que debe ser controlada para evitar que prolifere en exceso.

La dirigente Lilia Calderón manifestó que desde el Foro por la Tierra y la Vivienda se ha planteado que el programa de la comuna atienda de la mejor manera posible los requerimientos de los pobladores, decididos a colaborar con la tenencia responsable de mascotas.

A tal fin, se ha conversado directamente con las personas que llevan adelante las castraciones, cuya predisposición y buena voluntad para cumplir su misión en distintos lugares es de valorar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario