El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
24% Hum
LMCipolletti auto

La odisea de una familia cipoleña para recuperar su auto robado

El Fiat Uno fue robado en inmediaciones del hospital local. Lo rastrearon por toda la ciudad. Vecinos colaboraron con la familia y la búsqueda terminó en una toma de Neuquén.

La odisea de esta familia comenzó afuera del hospital Pedro Moguillansky. El marido de Tamara acudió el lunes por la curación de un pie tras haber sufrido un accidente. Dejó estacionado el Fiat Uno, color rojo, sobre Naciones Unidas y Falucho. No demoró ni 20 minutos. Al salir, el auto ya no estaba. Llamó a la Policía y su esposa radicó enseguida la denuncia en la Comisaría 24.

De forma paralela, comenzaron a recorrer distintos barrios y asentamientos irregulares en busca del auto robado. "Anduvimos por las tomas, por Labraña, Costa Norte. Fuimos a Ferri, todo esto el mismo día. Una odisea", relató Alejandra, la suegra de Tamara, quien participó activamente de la búsqueda.

Te puede interesar...

Más allá de radicar la denuncia en la Policía, las víctimas decidieron hacer su propia búsqueda y comenzaron a pedir imágenes de cámaras de seguridad en busca de alguna pista.

El lunes concluyó sin novedades. Al día siguiente, Alejandra se acercó hasta el hospital y consultó al personal de Informática por las cámaras de seguridad. Sin embargo, no aportaron datos salientes porque no tenían alcance hasta la vereda. También prestó colaboración un negocio de la zona, pero las filmaciones no registraban el hecho.

Fueron entonces hasta la Comisaría 24, donde la respuesta fue nula. Si bien hay dos cámaras, una de Provincia y la otra del Municipio, sobre calle Naciones Unidas, a la altura de Venezuela y Arenales, no fue posible acceder a ellas.

"Nos dijeron que la de Provincia no está funcionando y para acceder a la cámara de la Muni hay que pedir autorización. Eso fue el martes a la tarde, y teníamos que ir en el horario de la oficial que le tomó la denuncia por el auto robado a la esposa de mi hijo", relató Alejandra. Ante el requerimiento, ella respondió: "¿Me están hablando en serio?".

Alejandra no podía entender que tuviese que esperar al permiso y realizar el trámite ante la oficial que había tomado la denuncia, sobre todo porque cada que vez roban un vehículo los minutos y las horas son vitales para encontrarlo. Cuanto más tiempo se pierde, menos chances hay de recuperarlo.

Indignadas, las mujeres se retiraron de la unidad policial y pensaron entonces que la recuperación del auto robado era una batalla perdida. Pero el miércoles, ya más tranquilas, apelaron a las redes sociales. El caso se hizo viral.

"Estábamos muy enojadas con la Policía, y denunciamos lo que nos venía pasando. Es que si bien es un auto viejo, es la herramienta de trabajo que tiene mi hijo, y para cada persona las cosas valen, así te roben una bicicleta", manifestó Alejandra.

Auto robado y recuperado 03.jpg

Tras relatar la odisea que estaban atravesando como familia, un anónimo aportó información clave para encontrar el auto. "Nos dijo que en la toma 2 de Mayo de Neuquén habían visto un auto con las mismas características, que se lo llevaron a tiro hasta allá y algo estaban haciendo con la puerta del conductor", recordó la mujer.

Con esos datos, la familia se trasladó el miércoles hasta la vecina ciudad. "Primero pasamos por la casa donde estaba para ver si era el auto. Cuando vimos que si, automáticamente nos comunicamos con la Policía de Neuquén", contó Alejandra.

La familia se movilizaba en un auto particular y esperó sobre calle Casimiro Gómez, cerca del domicilio donde habían visto su auto robado. Para esto, el hijo de Alejandra y su consuegro tocaron palmas, y de la vivienda salieron dos mujeres jóvenes. También había niños, y un hombre mayor que permaneció adentro.

"Vengo a buscar el auto, es mío", les dijo el marido de Tamara.

Al principio, lo desmintieron. Pero enseguida cayó la Policía de Neuquén y no quisieron tener problemas. "Llévenselo", manifestaron.

El marido de Tamara y su padre, también presente en el lugar, entraron a sacar el Fiat Uno. Luego la Policía intentó comunicarse reiteradas veces con sus pares Río Negro, por cuanto el vehículo había sido recuperado en otra jurisdicción.

"Agradezco la ayuda de los vecinos, al sitio Intrusos y al anónimo que llamó y brindo información sin pedir nada a cambio. También a la Policía de Neuquén que actuó enseguida", expresó la familia.

Al momento de recuperar el auto, la gente que lo tenía en su poder ya le había sacado la batería y la chapa patente. Le pusieron otra que se correspondía con el otro vehículo que tenían en el lugar, un Fiat Duna color blanco.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario