La fiscalía acusó a un hombre de crueldad animal

Fue por arrastrar a su perra atada al auto por varios kilómetros. La mascota murió.

Jonathan Jara había sido escrachado en las redes sociales por maltratar a Estelita, su perra galga, y provocarle la muerte. Ayer, fue acusado por "un acto de crueldad animal grave". La fiscal Rocío Guiñazú consideró que el imputado tuvo la intención de torturarla y causarle "sufrimientos innecesarios con el solo ánimo de perversidad".

Luego de la audiencia, familiares del imputado y un grupo de proteccionistas de animales se cruzaron y hubo insultos, amenazas, ademanes y empujones. La confrontación casi terminó a los golpes. Intercedió la Policía para calmar los ánimos, pero algunos puñetazos casi tiran abajo las pancartas que algunas mujeres sostenían para repudiar el accionar de Jara.

Te puede interesar...

El hecho que se juzga ocurrió el 22 de mayo, entre las 23 y las 0 horas, cuando el imputado llevó atada a Estelita al gancho de su auto, por el cuello, con una soga. Así, circuló un largo trecho por la Ruta 65, desde Cipolletti hacia Fernández Oro.

Manejaba a bordo de un auto Volkswagen Gol, a una velocidad aproximada de 30 kilómetros por hora. En esas circunstancias, fue interceptado por un taxista que circulaba en sentido contrario y comenzó a seguirlo hasta que lo alcanzó en calles Cerros Colorados y Uruguay. Otro taxista también advirtió su accionar, le tocó bocina y le hizo señas de luces. Entonces, Jara desató a la perra, la metió en el auto y se retiró del lugar.

Un día después, su familia pidió ayuda a una asociación protectora de animales por las lesiones que presentaba Estelita. Pero su estado de salud era muy delicado y con los primeros auxilios no podía remediar la situación, de modo que las protectoras solicitaron la intervención de médicas veterinarias.

La fiscal repasó ayer la larga lista de lesiones que sufrió Estelita, todas causadas por el accionar de Jara y que le provocaron la muerte, luego de una agonía de casi dos semanas. Su deceso tuvo lugar el 4 de agosto, tras haber sufrido una falla hepática severa.

"Todas las lesiones descriptas fueron provocas por Jara de manera intencional", sostuvo la fiscal. Agregó, además, que su deceso fue "inevitable", ya que la falla hepática grave que sufrió, en menos de 24 horas, era irreversible y fue provocada por los golpes que le ocasionó el imputado como consecuencia del arrastre.

Las proteccionistas escucharon atentamente la acusación, y muchas de ellas lloraron cuando se detallaron las graves lesiones que sufrió Estelita. Revivieron así con profundo dolor la pérdida irreparable de Estelita, pero a la vez celebraron que la Justicia haya avanzado con una formulación de cargos. "La acusación es un precedente para los perversos que ejercen crueldad a los animales con impunidad", sostuvo María Acosta, una de las voluntarias que trabaja en el refugio de la Isla Jordán y que asistió a la audiencia.

Embed

LEÉ MÁS

Tortoriello se reúne con Pehuenche para acordar el incremento del boleto del colectivo

Horror en Allen: denunciaron a un adolescente de 14 años por el abuso sexual de una beba

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario