El edificio gigante de la calle Fernández Oro fue habilitado parcialmente para la fiesta literaria y se convirtió en un atractivo en sí mismo: muchos vecinos fueron a la muestra a mirar los stands, pero también a conocer el interior de la mole de ladrillos que observan desde hace años en el ingreso a la ciudad, esperando su apertura.

Te puede interesar...

La convocatoria de la muestra fue multitudinaria y por eso los libreros pidieron que no cerrara ayer, para aprovechar el feriado por el Día del Respeto a la Diversidad Cultural. Según el Municipio, cuando se clausure el evento habrán pasado aproximadamente 35 mil personas. En la primera semana lo visitaron más de 20 mil personas y durante el feriado más el fin de semana se esperaban unas 4 mil por día.

“El Centro de Espectáculos ya nos quedó chico”, afirmó el coordinador del evento, Adrián Castellano. La muestra se montó en parte de la planta baja y de los pisos superiores. Sin embargo, como restan instalaciones en la sala de teatro y otros espacios, no se aprovechó la mayor parte de la superficie. Para muchos, eso importó poco porque permitió que la feria desembarque en la que será su casa.

Desde el gobierno provincial aseguraron que los trabajos pendientes están a punto de comenzar y, así, la 15ª edición no tendrá restricciones. Las obras para completar la sala teatral y los detalles finales de terminación no se extenderían más allá de marzo de 2018.

La feria se clausurará hoy, de 14 a 22, con una jornada extra a la programación original y que incluirá una intensa grilla de actividades culturales, entre las que se destacan la charla del dibujante Chelo Candia y el show del folclorista Pily Verón.

35.000 La Muni estima que esa será la cantidad final de asistentes a la 14ª edición de la muestra.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario