La esquina de los 100 pozos, casi intransitable

Los colectivos cambiaron su recorrido para no pasar por Arenales y La Esmeralda. Los baches ya son muy profundos para cruzarlos sin problemas.

Tenía casi 100 pozos antes de las tormentas de lluvia que inundaron toda la ciudad y destruyeron casi todas las calles. Desde ese momento, la esquina de La Esmeralda y Arenales es intransitable y tiene cráteres tan profundos que el Municipio tuvo que ponerles letreros para evitar accidentes.

Por su antigüedad y la falta de mantenimiento, son muchas las calles de la ciudad en las que el asfalto es casi un recuerdo. Los baches y desniveles se producen, o agrandan, a diario con el simple paso de los vehículos, pero las fuertes lluvias de las tormentas de octubre causaron daños aún más graves.

En Arenales y La Esmeralda, el tránsito es menos intenso que antes de las lluvias, aunque muchos automovilistas decidieron no cambiar sus recorridos habituales y utilizan la esquina con maniobras complicadas por el ajetreo que producen los pozos. Los colectivos de la empresa Pehuenche no se arriesgan y “por tiempo indeterminado” doblarán en Don Bosco para evitar la esquina de los 100 pozos.

Las cuadrillas municipales comenzaron a recorrer la zona para tapar los baches, pero no estaban efectuando reparaciones profundas y esto quedó a la vista. Los cráteres fueron rellenados con tierra y calcáreo, pero el agua que aún fluye de las cloacas o de sectores inundados convirtió la mezcla en barro y las ondulaciones vuelven a ganar profundidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario