La drogaron con burundanga en la plaza San Martín

Una mujer fue sorprendida en la plaza San Martín. La salvó una amiga.

A partir de un incidente que ocurrió a mediados de la semana pasada, varias cipoleñas decidieron poner en alerta a la población sobre un grupo de personas que frecuentaría la plaza San Martín de esta ciudad con el objetivo de robarles a mujeres a través de la previa intoxicación con una sustancia que podría ser burundanga.
Sobre la sospechosa, la víctima puntualizó que tiene un poco más de 40 años, es morocha, de pelo lacio, con un lunar en la mejilla y delgada.
De acuerdo con lo revelado por la víctima, el hecho tuvo lugar el miércoles. Iba caminando y de repente fue interceptada por una mujer, que le pidió si podía sacarle una fotografía.
La vecina se sorprendió pero lejos de sospechar cualquier situación irregular le respondió en forma afirmativa. Tras la primera instantánea, le ofreció tomarle otra imagen, pero la mujer se negó y se limitó a agradecerle.
Lo que parecía un hecho sin trascendencia se transformó en una verdadera pesadilla para la vecina, que caminó unos pasos y empezó a sentirse muy mal. Totalmente atemorizada, buscó acercarse de manera rápida hasta la parada del colectivo, donde la esperaba una amiga. Después, se desvaneció.
La víctima sospecha que fue intoxicada con alguna sustancia, que podría ser burundanga. Por el percance sufrido, recuerda muy poco aunque le llamó la atención la aparición de "un par de hombres" apenas quiso alejarse de la mujer que fue fotografiada.
En cuanto al mareo, no tiene dudas de que fue provocado por burundanga o alguna otra droga potente, que le generó un malestar por varios días. Entre las sensaciones que tuvo la vecina apenas habría caído bajo el efecto de la desconocida sustancia se destacaron temblores, mareos y una importante aceleración del ritmo cardíaco.
Según fuentes policiales, no hay denuncias sobre este tipo de hechos pero están alertas por si surge alguna presentación. Entre los antecedentes, el año pasado sucedió algo similar en un colectivo y afectó a una estudiante universitaria, que quiso ser obligada por una mujer a oler un perfume.
FRASE
"Después de sacar la foto, caminé metro y medio y me empecé a sentir mal. Me temblaba todo el cuerpo, se me aceleró el ritmo cardíaco y me sentí mareada".
Víctima Vecina cipoleña
Antecedentes
Con un pañuelo perfumado
En la región, los antecedentes por intoxicación con burundanga y otras drogas no son muchos pero el año pasado los vecinos que se trasladan en colectivo se pusieron en alerta debido a dos denuncias: Victoria, una joven neuquina que fue sorprendida por una mujer con un pañuelo perfumado y, una estudiante universitaria cipoleña, que consiguió evitar un hecho de similares características cuando salía de la facultad. Ambos incidentes se produjeron en colectivos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario