La ciudad tiene un caso de violencia de género por día

Sólo en el segundo semestre del año hubo 330 denuncias.

El 19 de junio comenzó a funcionar la Comisaría de la Familia, y hasta el 31 de diciembre los policías que allí trabajan recibieron unas 330 denuncias en el marco de la Ley 3040 de Violencia Familiar: un promedio de 1,6 por día. En los expedientes se refleja otro flagelo: la adicción a las drogas o el alcohol.

Según informó la subcomisario a cargo de esa unidad, Diana Rodríguez, alrededor del 40% de los agresores denunciados por sus víctimas consumen estupefacientes o son alcohólicos.

Te puede interesar...

Debido al alto impacto que tiene este factor en situaciones de violencia, el personal de esa comisaría participará este año de un congreso internacional de abuso de sustancias. “Cerramos un año de mucho trabajo, ahora estamos más acomodados y para 2018 queremos hacer prevención, salir a las escuelas y asesorar a los docentes sobre lo que tienen que hacer cuando vivencian una situación de violencia a través de sus alumnos; y recorrer centros de abuelos, los barrios y otros lugares”, comentó Rodríguez.

La subcomisario recordó que la unidad está para atender cuestiones que tienen que ver exclusivamente con la violencia intrafamiliar. Y la aclaración no es antojadiza, ya que es muy común que la unidad se abarrote de gente que quiere denunciar situaciones que nada tienen que ver con esta problemática. Por ejemplo, son comunes las quejas porque fueron a buscar a sus hijos y no se los pudieron llevar. De hecho, recepcionaron 449 exposiciones por situaciones que no tienen que ver con la ley 3040, es decir, 119 más que las denuncias que reflejan esa problemática.

“La gente no entiende, pero nosotros estamos para trabajar sobre cuestiones vinculadas a la violencia intrafamiliar”, recalcó Rodríguez.

También aclaró que en la unidad asisten a víctimas con un equipo interdisciplinario de profesionales y luego derivan la situación al organismo pertinente, según el caso. “No hacemos seguimiento, sino la primera asistencia”, acotó.

Por fortuna, advirtió que la mayoría de las víctimas pudieron ser reubicadas en una red de contención familiar ampliada. Aunque reconoció que es muy común que vuelvan al círculo de violencia del que fueron separadas. “Así como le ocurre a la persona que es adicta a las drogas, quien sufre violencia recae varias veces”, concluyó.

Los expedientes revelan, además, que el 40% de los acusados consumen drogas o son alcohólicos. Este año harán tareas de prevención.

Los expedientes de la unidad

Las mujeres no sólo denuncian a sus parejas o ex parejas, sino también a hermanos y otros familiares por maltratar a sus padres mayores de edad.

También hay abuelas que piden intervención del Estado para proteger a sus nietos de madres violentas.

La comisaría recibió en 2017 unas 120 denuncias “equivocadas”. Sólo asisten a víctimas de violencia, no a padres que tienen problemas para ver a sus hijos, por ejemplo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario