La Cascada ya es un barrio popular

Los pobladores cumplieron el relevamiento nacional y están recibiendo el certificado de vivienda para sus hogares.

La toma La Cascada ya es considerado un barrio popular luego de que se plasmara y chequeara el relevamiento nacional de las 300 familias que la habitan. La Administración Nacional de la Seguridad Social ya empezó a otorgar a sus pobladores el certificado de vivienda, que les permite un reconocimiento oficial a su permanencia en el asentamiento y les permite efectuar distintos trámites.

El logro fue producto de un intenso trabajo de censado cumplido hace una veintena de días por referentes del lugar con la ayuda de integrantes del Foro por la Tierra y la Vivienda. Para las tareas, tuvieron que descargar en celulares un programa especial provisto por Nación, en el que se dispone de un GPS que establece las coordenadas espaciales de la vivienda y demás referencias necesarias.

Ayer, el vecinalista Víctor Nahuelpan manifestó que el martes la Anses comenzó a entregar los certificados de vivienda y por ello la alegría y la satisfacción no pudieron ser más grandes entre los habitantes, que cuentan así con una herramienta que les otorga más seguridad en el presente y para el futuro.

A partir de ahora, el Municipio, que no ha querido atender diversos requerimientos formulados por el asentamiento, tendrá que cambiar su política, puesto que los residentes disponen de la protección legal del gobierno nacional.

La toma se conformó hace tres años y fue creciendo paulatinamente hasta llegar al elevado número de hogares que la conforman en la actualidad. Su población está constituida por muchas jóvenes parejas con hijos y también hay pobladores de edad madura que alquilaron toda su vida y ahora en el lugar accedieron a una parcela para desarrollar un hogar sin el apremio de pagar todos los meses por un techo donde vivir.

Nahuelpan expresó que en la actualidad la dirigencia del barrio está tramitando una personería jurídica como asociación civil para avanzar aun más en el reconocimiento legal y administrativo del sector poblacional.

Por otro lado, los vecinos se han propuesto reunir fondos para la instalación de los servicios básicos, empezando por un tendido eléctrico que abastezca convenientemente a toda la comunidad. “Queremos pagar por lo nuestro, no queremos que nos regalen nada”, enfatizó el referente. Recordó que quien reclama la propiedad de las tierras ocupadas no ha podido aún probar su titularidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario