El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
32% Hum
LMCipolletti Las Grutas

La bikini, tan clásica como la pleamar

Las mallas de dos piezas copan la playa y los locales del rubro lo celebran.

La bikini sigue siendo el traje de baño favorito en las playas de Las Grutas, relegando casi hasta el olvido al diseño entero. El dos piezas irrumpió hace muchos años en el mundo de la moda y se mantiene vigente, siempre con algunas variantes de temporada. Tamaños, colores, materiales o accesorios van cambiando cada verano, pero el concepto básico, que permite osadamente mostrar la mayor parte del cuerpo, se mantiene. Los comerciantes dedicados al rubro lo celebran porque la venta de mallas es una de las pocas actividades que zafan de la enorme caída de las ventas de la actual temporada.

Los varones parecen dividirse por edades para ir a la costa. Los niños usan bermudas hasta la rodilla, los adolescentes aún más largas y a partir de allí se reducen los tamaños. Los jóvenes y los más mayores se vuelvan masivamente a los shorts, aunque con diseños muy diferentes: predominan los colores y las flores de gran tamaño entre los que rondan los 20, y las mallas lisas entre los más grandes.

Te puede interesar...


La moda de las mujeres pasa por el estampado con colores fuertes, aunque también se usan mucho los colores únicos, como también la combinación de las piezas, como negro y blanco o verde y amarillo. Los precios en comercios del shopping oscilan entre 180 y 500 cada parte.

Entre las novedades, este año aparecieron las tankinis, que consisten en un short que cubre media pierna y una musculosa larga, la opción de las más pudorosas. El juego varía entre 400 y 1000 pesos.

Aunque con menor demanda, continúan en vidriera las trikinis, equipo entero y muy ajustado que hace poco tiempo era la sensación.

Un accesorio que no pasa al olvido y que vuelve cíclicamente son los volados y los flecos, de distintos tamaños y colores.

En los locales ubicados en la peatonal, la venta de mallas femeninas fue una de las pocas ofertas que no tuvo una caída crítica como casi todos los demás productos. La clave está en que las chicas compran una bikini nueva cada verano, e incluso dos, afirmó la encargada de un comercio que ofrece infinidad de modelos.

La mujer explicó que muchas jóvenes observan primero lo que propone la moda y, si les sienta bien, lo llevan. Entonces buscan una alternativa que cumpla con sus pretensiones. Otras, en cambio, llegan con la decisión tomada y eligen concretamente lo que están buscando.


Look playero
Los accesorios, un gasto extra

Las chicas más coquetas se fijan hasta en la combinación de colores entre la bikini, las ojotas y, si cabe, un sombrero. Así se las ve en la playa, pero lograr el look demanda tiempo y, sobre todo, dinero. El par más económico del popular calzado veraniego cuesta 70 pesos, pero hay modelos que trepan hasta los $175 por garantizar mayor calidad. Mientras que para cubrir la cabeza están las tradicionales gorras con visera, desde 80 pesos. Aunque tuvieron éxito las capelinas amplias y los “sombreritos tangueros”, que se consiguen en distintos locales por 135 pesos.

Si bien son pocas las que aún los utilizan, los pareos también se encuentran en el mercado grutense. Cuestan entre 180 y 350 pesos. Los pareos se pueden conseguir en la zona céntrica y también sin alejarse del mar, ya que hay vendedores que recorren todas las bajadas con una colorida oferta textil.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario