Juntas firmas y apoyos por la libertad de un preso que consideran inocente

Se trata de Gustavo Arnaldo, el roquense condenado a siete años de cárcel por contrabando de cocaína en grado de tentativa. Fue uno de los sentenciados en la causa denominada Manzanas Blancas II.

A los amigos y familiares de Gustavo Arnaldo nada los detiene para conseguir la libertad del roquense condenado a siete años de prisión por intentar traficar casi 300 kilos de cocaína a España, a quien reconocen como un inocente de la peor injusticia.

Armaron un grupo en Facebook para sumar a otros vecinos y conseguir así más adhesiones. Reclaman que la causa sea revisada. Volvieron a escribir una carta en respaldo a Arnaldo, que hicieron circular por las redes sociales y cosechó más firmas que suscriben con DNI y comentarios a favor de la libertad de Gustavo.

Te puede interesar...

Se preparan, además, para realizar una manifestación pública en la ciudad de Roca y aseguran que no van a parar hasta que la Justicia libere a Gustavo.

Aquí la carta completa…

La comunidad de General Roca está impotente frente a esta situación injusta que está viviendo un ciudadano local. La falta de justicia es el tema que mantiene a Gustavo todavía preso, y como dice él y lo exigimos los que estamos a su lado, no vamos a parar hasta la Suprema Corte o, mejor dicho, hasta que se haga Justicia.

Gustavo Arnaldo es un roquense al que todos conocemos, como un laburante de toda la vida, que lo que hizo, lo hizo trbajando. Su transitar y su conducta fue siempre honesta, que nadie tiene ni puede decir nada en su contra, ni siquiera los jueces de esta causa.

Pero aquí está…preso hace ya casi 3 años, a la espera de justicia. Para eso se puso a disposición de la misma, desde el primer minuto.

Hay dos cosas a saber:

Que Gustavo Arnaldo no tiene ni una sola prueba que lo vincule al hecho. Segundo, que de los tres jueces que forman parte de la resolución, uno lo declara culpable por el solo hecho de que no le cree que no sepa, no que lo vincula con alguna prueba. “No le cree” cuando alega que lo engañaron.

El segundo juez, sin explicación, adhiere al primero; y el tercero lo declara “totalmente inocente”, pero con acabadas pruebas. Repito: uno de los tres lo declara “totalmente inocente” con acabadas pruebas.

Por favor, lean la causa, lean la causa. Cualquiera puede entender leyendo lo que ocurre.

El desconocimiento de muchos que hablan, como estamos acostumbrados, porque en eso somos profesionales, nos creemos jueces, y decimos y juzgamos con liviandad un caso donde hay un “inocente” involucrado. Señores, respetémonos un poco…

Insisto, lean la causa, porque este inocente es uno como nosotros que tuvo la desgracia de caer en manos de esta “injusticia”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario