Intiman a los ocupantes de la toma de la Isla Jordán a que se vayan en 30 días

Lo dispuso el juez Marcelo Gómez, aunque la fiscalía y la querella le solicitaban que ordene ya el desalojo forzoso.

Se realizó ayer una nueva audiencia en la causa por la toma de un terreno en la Isla Jordán. El juez que interviene en el caso, Marcelo Gómez, no hizo lugar al desalojo forzoso que pidieron la fiscal Rocío Guiñazú y el Ejecutivo municipal, que ayer se constituyó en parte querellante.

En ese marco, el magistrado resolvió intimar a los ocupantes a que se retiren en 30 días de forma voluntaria para evitar así un desenlace violento al conflicto. En tanto, el defensor oficial de los ocupantes, Juan Pablo Piombo, se opuso al desalojo que solicitaron la fiscalía y la querella. Son seis personas, entre hombres y mujeres, todas jóvenes, y a cinco de ellas se les formularon cargos por el delito de usurpación.

Te puede interesar...

El restante zafó porque hubo un planteo de la defensa para demostrar que puede ser no punible o inimputable. La fiscalía no se opuso, por lo tanto, será sometido a una pericia a los fines de demostrar que el hombre no podría estar en condiciones de afrontar el proceso que se sigue. El examen lo haría el Cuerpo Médico Forense.

Luego, queda pendiente de resolución si la Justicia ordena el desalojo o se van por su cuenta. Este sería el camino por el que todavía se apuesta tras la pausa de 30 días que impuso el juez Gómez con el ánimo de que desistan de la toma. Si pasado este plazo prudencial los ocupantes no quieren abandonar el predio tomado, entonces la Justicia volvería a convocar a una nueva audiencia judicial para resolver si se ordena o no el desalojo.

De esta manera, los ocupantes tienen 30 días más para decidir qué hacer. Ya llevan en el lugar más de cinco meses. Los ocupantes citados por la Justicia son seis, pero hay más gente que entra y sale del predio por accesos clandestinos que escapan al control de la Policía.

Desde el mismo día en el que se inició la toma, efectivos policiales se apostaron en el lugar para evitar el ingreso de materiales de construcción. El objetivo es evitar que la toma prolifere y termine convirtiéndose en un barrio difícil de desalojar.

Las familias que están allí aseguran que están dispuestas al diálogo, pero que no se irán hasta que haya un compromiso asumido de solucionar el déficit habitacional del que son víctimas.

Una decisión recurrente del juez

El plazo prudencial de 30 días que estableció el juez Marcelo Gómez para que los ocupantes del predio de la Isla Jordán se vayan ya lo había determinado en otros casos. Uno de esos fue el de la usurpación del Loteo 5 en Fernández Oro, donde transcurrido ese tiempo, hubo muchas familias que se fueron, pero igual se ordenó el desalojo por los pocos que habían quedado. Ocurrió en septiembre del 2017.

LEÉ MÁS

Se agrava el conflicto en la toma de la Isla y podrían desalojarla

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario