Indignante: un quemacoches intentó prender fuego 2 autos pero los vecinos lo impidieron  

Uno ocurrió entre Brasil y Naciones Unidas de Cipolletti, el segundo fue en Naciones Unidas y Juan XXIII. Desconocen si es el mismo delincuente.

Uno de los quemacoches de Cipolletti volvió a la carga y en esta oportunidad intentó atacar dos autos en una misma noche. Sin embargo, el delincuente pirómano no contó con la astucia de los vecinos, quienes se unieron para frustrar los delitos y juntos defender a la ciudad de la inseguridad.

Los hechos ocurrieron con una diferencia de horario mínima entre las calles Brasil y Naciones Unidas y el segundo entre Naciones Unidas y Juan XXIII. ¿La modalidad? Llenar botellas con nafta, tirarlas debajo de los vehículos seleccionados y esperar que exploten para así, finalmente, verlos arder en llamas.

Los ciudadanos -indignados y con un sentimiento de impotencia inmensurable- apodaron al vándalo como "el loco quema autos" y, si bien en esta oportunidad lograron combatirlo, no se explican cómo existir "tanta maldad" en la ciudad y expresaron su enojo a través de las redes sociales.

El primer intento del pirómano fue entre Brasil y Naciones Unidas cuando una mujer lo atrapó infraganti mientras tiraba una botella con combustible; le gritó y el hombre huyó del lugar en un abrir y cerrar de ojos.

El segundo ocurrió entre Naciones Unidas y Juan XXIII minutos más tarde. Afortunadamente, otra vecina lo vio en el momento justo en el que lanzaba otra botella bajo un Peugeot 307 que explotó en segundos. Él escapó y se refugió en la oscuridad de la noche.

"Eran las 5.30 de la madrugada y yo iba camino a la terminal a buscar a mi hija cuando vi que un muchacho que estaba vestido de negro y con capucha tenía en la mano una botella con fuego. La tiró abajo del auto y yo frené, ni lo pensé. Por suerte también pararon dos autos más, uno de los conductores intentó correrlo, el otro apagó las llamas y yo le avisé al dueño" contó Eliana, una de las testigos en diálogo con LM Cipolletti.

Además, confesó que en el momento -entre la desesperación y el miedo- no supo que hacer pero que, afortunadamente, esta vez pudieron frustrar el ataque. "Ojalá que no pase más. La verdad es que creo que el chico este es de esa zona, se fue por Juan XIII y desapareció como si nada", concluyó.

Se cree que los piromaníacos que merodean la ciudad son varios y que atacan en diferentes puntos durante la madrugada. El 4 de octubre habían incendiado una Ford EcoSport en el mismo escenario de anoche y ya se generó paranoia entre los cipoleños.

LEÉ MÁS

Creen que quemacoches protagonizan desafíos tras drogarse

Impunidad: prendieron fuego cuatro vehículos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario