Horror: denunció que un hombre le puso una cuerda en el cuello e intentó secuestrarla

Según explicó la víctima, el hecho ocurrió el domingo cerca de las 6 de la madrugada cuando un desconocido la abordó por atrás. "Pensé que quería robarme, pero no fue así", sentenció.

Una joven de 21 años denunció a través de las redes sociales que un hombre intentó secuestrarla el domingo a la mañana sobre un tramo de la calle General Paz (también conocida como Ruta Chica), en cercanías al barrio San Pablo. Por el hecho, el Ministerio Público Fiscal inició una investigación de oficio que, por el momento, se encuentra a cargo del fiscal jefe Santiago Márquez Gauna.

La víctima del traumático suceso –nacida en Piedra del Águila, pero radicada en Cipolletti- explicó en diálogo con LMC que todo ocurrió cuando se bajó de una unidad de la empresa KoKo entre las cinco y las seis de la madrugada tras haber pasado el día en Neuquén capital, ciudad de residencia de su padre. Luego de haber caminado unos pocos metros, un desconocido la abordó por atrás, le tapó la boca con una mano y la inmovilizó con la otra.

Te puede interesar...

“Me dijo que me callara y me puso algo en el cuello, no sé qué era, pero parecía una soga o un cordón. Yo pensé que iba a robarme, por eso lo primero que atiné a hacer fue soltarme, tirarme al piso y entregarle mi cartera. Al darme cuenta de que no era lo que quería me desesperé y empecé a gritar lo más fuerte que pude, pero él me agarró de las piernas y me arrastró por el suelo. Finalmente pude librarme, la verdad no sé de dónde saqué tanta fuerza, desconocía que la tenía, pero lo hice y salí corriendo a los gritos”, relató la joven, quien cursa la carrera de Psicología en esta localidad desde hace tres años.

“Volver a contar lo que pasó es revivirlo, y es algo que no quiero. Hay preguntas que me duelen o ponen en duda mi relato. Yo lo di a conocer porque quiero que las chicas se cuiden, que tengan los recaudos que yo no tuve”.

En estado de shock llegó hasta su departamento, cerró la puerta con llave y las ventanas con cortinas. “No sé si me siguió, no sé si alcanzó a ver dónde vivo, estaba muy asustada y como pude llamé a mi papá, que es policía y vive en Neuquén. Él vino lo más rápido posible para acompañarme, pero lo único que quería hacer era irme de ahí, tenía mucho miedo. Por eso después viajé hasta Piedra del Águila para estar con mi mamá, necesitaba contención y sentirme segura”, detalló.

"No pude verle la cara; estaba oscuro y me atacó por atrás. Sí recuerdo que era alto, robusto y con mucha fuerza", destacó la víctima.

Finalmente, la víctima informó que fue contactada por representantes de la fiscalía cipoleña quienes, además de asesorarla a ella y a sus padres en el proceso judicial, le brindaron asistencia psicológica. Tras un extenso diálogo acordaron para la semana que viene un encuentro para llevar a cabo la denuncia.

Al respecto, fuentes judiciales confirmaron a este medio que se inició una investigación de oficio a pesar de no contar con la declaración formal de la joven y que la misma quedará a cargo del fiscal jefe Santiago Márquez Gauna, en tanto se conozcan más detalles de lo sucedido y la correcta calificación del delito.

“A veces siento que fue mi culpa, pero trato de mentalizarme de que no es así. No quiero que otras chicas que se mudan a otra ciudad para trabajar o estudiar tengan que pasar por esto”.

La FACEP brindó su apoyo

Desde la Comisión de Mujeres de la Facultad de Ciencias de la Educación y Psicología brindaron todo su apoyo y se pusieron a disposición de la víctima del terrorífico suceso.

“Vamos a seguir luchando con todas nuestras fuerzas para que no haya más víctimas, para que no tengamos miedo de caminar solas por la calle, para vivir una vida libre de acoso y violencia. Remarcamos la importancia de exigir al gobierno la declaración de la Emergencia Nacional contra la Violencia de Género”, expresaron a través de su cuenta de Facebook.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas