Hijos del intendente y funcionarios de Sierra Corolada cobran el IFE

Se conoció que el beneficio lo perciben varias personas vinculadas a ese Municipio.

Se conoció que tres de los cinco hijos del intendente Fabián Pilquinao, el presidente del Concejo Deliberante, Daniel Cheuquepal, y las esposas de dos de los principales funcionarios del gobierno municipal cobran los 10.000 pesos del IFE. Así lo reveló el diario Clarín a partir de datos de la ANSES.

Los hijos del intendente son Fabricio, Silvio y Lautaro Pilquinado. Trascendió también que la esposa del funcionario postuló para cobrar el IFE, pero fue rechazada porque no reunía las condiciones requeridas. El grupo familiar de 5 personas posee la misma dirección en Sierra Colorada, indican los registros del organismo nacional.

Te puede interesar...

"Mis hijos están desocupados y mi sueldo no alcanza a los 60 mil pesos. No es ilegal, ellos cumplieron con los requisitos e ingresaron al beneficio", explicó Pilquinao en diálogo con TN.

En el caso de los hijos del Intendente, figuran bajo el mismo domicilio paterno en distintos registros. Por su lado, el presidente del Concejo Deliberante ya obtiene una mensualidad debido a su actividad política. Finalmente, las mujeres señaladas son pareja de funcionarios municipales a sueldo.

Las otras receptoras del IFE son Carina Mile, esposa del secretario de Hacienda del municipio, Daniel Pichón, y Alejandra Baez, esposa del secretario de Obras Públicas municipal, Dante Rodríguez.

La situación de estos beneficiados genera polémica porque no cumplirían con la normativa exigida por el ANSES.

El Ingreso Familiar de Emergencia está destinado para argentinos/as nativos/as o naturalizados/as, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años, que tengan entre 18 y 65 años. Que sean a su vez desempleados, trabajadores/as informales, de casas particulares, monotributistas sociales y monotributistas solo de las categorías A y B, indica el protocolo del ANSES.

Entre los requisitos excluyentes figuran: “Que ni el titular ni su grupo familiar tengan ingresos provenientes de: un trabajo en relación de dependencia en el sector público o privado, una prestación de desempleo, planes sociales, salario social complementario, programas “Hacemos Futuro”, “Potenciar Trabajo” u otros programas sociales nacionales, provinciales o municipales, que no perciban jubilaciones, pensiones o retiros contributivos o no contributivos nacionales, provinciales, municipales o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, asimismo que no sean monotributistas de categoría C o superior, o del régimen de autónomos”.

“Yo soy un simple changarín, soy plomero de profesión. Cuando se acabe la vida política volveré a lo mío. No tengo dinero y tampoco le di trabajo a ninguno de mis hijos en el municipio. En esta ciudad hay un tremendo nivel de desocupación. Si ellos tramitaron el IFE lo hicieron por su cuenta, porque no viven conmigo”, explicó a Clarín Pilquinao. “No tengo conocimiento de que los funcionarios o sus esposas cobren. Acá los funcionarios ganan una cagada de plata, 20 mil pesos o por ahí”, agregó.

Desde el ANSES Río Negro le dijeron al diario porteño que «si la persona no tiene ingresos y reúne las condiciones, le corresponde. Este es un sistema cerrado, nosotros no designamos a dedo quien lo tiene que recibir. La persona anota su DNI, coloca un mail y listo. Luego el sistema confirma si está ok o no”.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
9.375% Me gusta
3.125% Me da igual
3.125% Me aburre
84.375% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario