Fue archivada la causa de violación de universitaria

La víctima era estudiante de Medicina, pero no quiso seguir adelante con la denuncia inicial.

POR GUADALUPE MAQUEDA - maquedag@lmneuquen.com.ar

Octubre de 2017. Una joven estudiante de Medicina denunció haber sido abusada sexualmente por un compañero y miembro del Centro de Estudiantes. La sociedad cipoleña se horrorizó. Hubo marchas y pedidos de justicia colectivos. Las autoridades de la UNCo suspendieron al sospechoso, quien tomó distancia y partió a Buenos Aires. La víctima dejó de cursar. Volvió a su país de origen. Y la causa penal naufragó.

En la semana que pasó, la Fiscalía confirmó que resolvió archivar las actuaciones porque no pudo proceder. La víctima no pudo ser ubicada.

Te puede interesar...

“El Ministerio Público Fiscal intentó comunicarse con ella en decenas de oportunidades, pero no pudo dar con la misma por ninguna de las vías que oportunamente ofreció como contacto”, indicaron fuentes judiciales.

Poco después del hecho que fue al inicio denunciado públicamente por compañeras de la víctima, esta regresó a la ciudad, acompañada por su madre, y radicó la denuncia. Entonces, la atendió personalmente la fiscal del caso, Eugenia Vallejos, y recibió la contención del personal técnico de la Oficina de Atención a la Víctima (Ofavi), preparado para abordar este tipo de situaciones. Se le brindaron todas las vías de comunicación (correo electrónico, teléfono fijo, teléfono celular, dirección, etcétera).

Pero en el derrotero de la causa, la investigación fiscal comenzó a naufragar. La encargada de la investigación encontró escollos importantes para probar la comisión de un delito de instancia privada, tal vez el más impune de todos. Porque a veces sólo se cuenta con el testimonio de la víctima, porque la Justicia no le cree o su relato no resulta suficiente o consistente.

En el caso concreto, la Fiscalía advirtió que no pudo contar con la víctima durante las distintas etapas del proceso. Cuando terminó de recolectar las evidencias que consideró pertinentes, necesitó confrontar la información recabada hasta el momento y que la víctima se presente para ampliar su declaración. Pero esto no pasó.

“Tras haber intentado contactar a la víctima, no pudo ser ubicada, por lo que –para evitar el dictado de cualquier medida jurisdiccional que diera fin al proceso de forma irreversible– se resolvió el archivo de las actuaciones por no poder proceder”, informaron desde la Fiscalía.

Se aclaró que en otros casos de abuso la Fiscalía avanzó hacia la etapa de juicio, pese a no contar con la declaración de la víctima, porque existían otros testigos presenciales, circunstancia que no se dio en el presunto abuso sexual contra la estudiante de Medicina.

La Fiscalía bien podría haber sobreseído al joven imputado, pero resolvió no seguir ese camino y archivar la causa, porque un sobreseimiento pone punto final al proceso. En cambio, un archivo como el que fuera dictado, permitiría reabrir la investigación en caso de que se aporte nueva evidencia que funde la acusación.

En la Facultad de Medicina habían quedado abiertas las puertas para que la estudiante, cuando quisiera, pudiese volver y retomar su carrera. Sin embargo, desde la casa de estudios se informó que hasta la fecha no regresó para inscribirse. Tampoco lo hizo el estudiante incriminado en el hecho.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario