El clima en Cipolletti

icon
Temp
93% Hum
LMCipolletti

Frutos y una historia sangrienta

Hallaron un cuerpo y un prófugo permanece internado en Neuquén.

Ayer no fue un día más para la fuerza policial cipoleña que, mientras investigaba el ataque a balazos contra Ricardo Frutos, se anotició del ingreso de un evadido roquense malherido al hospital Castro Rendón mientras que en el barrio Labraña aparecía el cuerpo sin vida de un allense. Los encargados de llevar adelante las pesquisas por estos tres incidentes no descartan un posible vínculo y se apoyan en los dichos del dueño de FM Sebastián, que aseguró haber herido a dos o tres personas en el tiroteo que ocurrió el domingo por la noche, en su casa del barrio San Sebastián.
Otro día sangriento en Cipolletti, con más víctimas y una historia que todavía no termina de cerrarse. Los investigadores trabajaron ayer durante gran parte del día para determinar los motivos de la balacera dirigida al puntero político Frutos. Y con el transcurso de las horas, empezaron a surgir elementos no previstos pero que estarían vinculados en forma íntima. Primero, la Policía de la vecina provincia se encargó de informar a la Brigada de Investigaciones de esta ciudad que permanecía internado en el hospital de la ciudad de Neuquén el evadido Ricardo Calderón, quien presenta dos heridas de bala en el pecho y en un brazo. Esta persona residiría en Cipolletti aunque tiene hermanos en Allen y en la capital neuquina.
En tanto, alrededor de las 18, en la Comisaría 33 de Allen se recibió un llamado anónimo sobre la presencia de un cadáver en una acequia del Labraña. Hasta el lugar se dirigió Criminalística y comprobó que se trataba de un hombre no mayor de 28 años, con domicilio en Allen. A simple vista, se pudo ver que tenía un impacto de bala en la espalda. Sin dudar, el titular de la Regional Quinta, comisario Antonio Mandagaray, confirmó a LU19 que tenía “una herida compatible con un disparo”.
Ante el hallazgo del cadáver y la internación de una persona baleada en Neuquén, surgió la presunción de que los hechos estarían directamente vinculados con el ataque a Frutos. Sobre el particular, Mandagaray enfatizó que “no hay que descartar ningún tipo de hipótesis”.

Dejá tu comentario