Francia se coronó campeón y sumó su segunda estrella

El conjunto dirigido por Didier Deschamps venció por 4-2 a Croacia en una vibrante final. Es la segunda consagración de la historia para el conjunto francés.

Francia se consagró campeón del Mundial de Rusia 2018. El conjunto francés sumó la segunda estrella de su historia, justo 20 años después de la primera, obtenida en condición de local en 1998.

En la final, el equipo dirigido por Didier Deschamps se impuso por 4 a 2 con los goles de Mario Madzukic, en contra, Antoine Griezmann, de penal tras la intervención del VAR, Paul Pogba y Kyliam Mbappé. Para Croacia anotaron Ivan Perisic y Mandzukic.

Te puede interesar...

En el inicio del partido los croatas tienen la posesión de la pelota e incomodo a Francia que luego de una pelota parada logró ponerse en ventaja por un gol en contra de Mario Mandzkic. Croacia logró el empate luego de una volea de Ivan Perisic que dejó sin reacción a Lloris.

Los dirigidos por el croata Dalic intentaron tapar el primer pase de sus adversarios. Pero los galos aprovecharon la presión para salir de contra y lograr las pelotas paradas que los pusiera en ventaja.

El encuentro ganó en intensidad y en emoción. La polémica también tuvo su lugar cuando, sobre los 34', Perisic mandó una pelota al córner con la mano. Los futbolistas franceses explotaron con sus reclamos y el árbitro argentino Néstor Pitana decidió recurrir al VAR para, finalmente, cobrar penal. Antoine Griezmann se paró frente a la pelota y, con un certero disparo, marcó el 2-1 con el que el elenco galo retomó la ventaja.

En el complemento, Croacia salió a buscar el empate. Pero en Francia apareció Pogba y comenzó a definir el partido. Con un certero remeta de afuera del área el mediocampista puso 3 a 1 a favor de los franceses.

El partido era vibrante pero todo indicaba que Francia estaba para ampliar la diferencia. Mbappé aportó su cuota goleadora con un remate de media distancia y puso a los galos 4 a 1, que se floreaba y parecía que la ventaja podía ser aún mayor.

Croacia no dejó de presionar pero tuvo más actitud que juego. Fue con lo que pudo, después de jugar tres alargues antes de la final. Los galos apostaron al contraataque en el cierre, pero antes de coronarse sufrieron una desatención de su arquero Lloris y Croacia puso el 4 a 2 definitivo.

Pitana indicó el final del encuentro y se desató la alegría francesa. Brotaron las sonrisas, las lágrimas y los abrazos entre futbolistas y cuerpo técnico, quienes coronaron una campaña espectacular con el título más ansiado.

Embed
Embed
Embed
Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario