Familia gitana estafó a 14 víctimas con venta de autos

La Justicia acusó a los Esteban. El monto total supera los $800 mil.

Neuquén. Siete miembros de una familia gitana, de apellido Esteban en su mayoría, fueron acusados por cometer 14 estafas con la venta de vehículos a través de internet, tanto de autos como de camionetas, por un total de 645.000 pesos y 4400 dólares. Si bien no actuaron siempre juntos, sino como mucho de a tres, la Justicia los citó a todos en una única audiencia para formularles cargos.

Así, a comienzos de esta semana, el fiscal Marcelo Silva solicitó que Claudio Gustavo Esteban sea acusado por nueve estafas; Nicolás Esteban por cinco; Espiro Esteban por tres; Julio Costich (padre de Nicolás) por tres; Franco Castillo por una; Teresa Esteban por una y Rocío Artich por una; todos con distinto grado de participación. Además, describió uno a uno los hechos, que ocurrieron entre enero y agosto de este año, la mayoría a mediados de julio.

Te puede interesar...

Las víctimas, oriundas de Neuquén capital, San Martín de los Andes, Chos Malal, Junín de los Andes, Plaza Huincul, Cipollettti, Catriel, Viedma, Bariloche y Puerto Madryn, contactaron a los estafadores a través de un número de contacto que aparecía en las publicaciones de venta de vehículos en Facebook, OLX y MercadoLibre.

“Le dijeron que no pudieron hacer el formulario CETA, por lo que la víctima pidió la devolución del dinero. El vendedor se puso violento y lo amenazó con hacerlo mierda”,dijo Marcelo Silva, Fiscal de Delitos Económicos, al relatar uno de los hechos.

Una vez que concretaban una fecha de encuentro, concurrían a los domicilios de los estafadores, ubicados en calles Aluminé y Mitre, Independencia al 2000, y Winter y Libertad. Las direcciones y números de contacto se repetían en varias oportunidades.

Así, probaban el auto o la camioneta (Golf, Corsa, Meriva, S10 y Ranger) y luego entregaban una parte o la totalidad del dinero, pero a partir de ese momento, surgían los problemas para la entrega del vehículo. Las excusas eran variadas, entre que faltaba un formulario o que estaba cerrado el registro del automotor.

Las víctimas se contactaban a través de las publicaciones en internet. En algunos casos obtuvieron la devolución de parte del dinero.

Cuando las víctimas exigían la devolución del dinero, los estafadores casi nunca accedían o devolvían un pequeño porcentaje y, en algunos casos, la discusión se tornaba violenta.

“Que si quería llamara a la Policía, que no se hiciera el pesado ni cojudo y que ya estaba, que lo cagó en 20 mil pesos”, relató el fiscal en relación con un hecho endilgado a Claudio Gustavo Esteban, o como le dijeron a una víctima de Viedma: “Si no te retirás de la vivienda, te voy a disparar”.

Los defensores oficiales Gustavo Barroso, Laura Giuliani y Alfredo Ferreyra aceptaron la calificación provisoria, por lo que la jueza Estefanía Saulí acusó a los siete.

807.800 pesos fue el total de dinero con el que se alzaron.

La cifra se compone de 645.000 pesos y 4400 dólares entre las 14 estafas que realizaron los siete imputados entre enero y agosto de este año.

LEÉ MÁS

Estafa gitana: dos víctimas y un botín de 760 mil pesos

Cayó una banda gitana que robaba cajas fuertes a casas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario