El clima en Cipolletti

icon
28° Temp
23% Hum
LMCipolletti

Exigen investigar si la policía mató a un joven

Su madre asegura que el cuerpo tenía dos balazos.

La madre de un hombre que murió en un extraño suceso en diciembre, en la puerta de un kiosco en Cinco Saltos, supuestamente tras alucinar y destrozar el local, cree que la versión oficial sobre lo ocurrido es falsa. Está convencida de que a su hijo lo mataron policías y presentará una denuncia en la Justicia para que se esclarezca el hecho.

La mujer, Marcela Olmos, afirma que el cuerpo de su hijo presentaba dos heridas de bala en el estomago que el informe de la autopsia no revelaba, además de golpes en el rostro. Las heridas en el cuerpo bien pudieron ser, en realidad, incisiones realizadas por los forenses en la autopsia, pero la madre del fallecido duda por una larga cadena de situaciones que precedieron al peritaje, por lo que se presentará en la Fiscalía para exigir nuevos estudios.

Te puede interesar...

El trágico episodio ocurrió el 22 de diciembre en un kiosco del barrio Villa Unión, en Cinco Saltos, cuando supuestamente un joven ingresó alucinando, a los gritos decía que lo perseguían bichos y destrozó el negocio. Cuando llegó la Policía lo redujeron y, según se informó, falleció aparentemente por una falla cardíaca.

Olmos explicó a LM Cipolletti que ese día pasó varias horas esperando en la Comisaría de Cinco Saltos ya que le habían dicho que su hijo estaba detenido. Tras la larga espera, le informaron que el joven había muerto en una situación dudosa. Para la mujer, allí existe una contradicción, al menos respecto del momento en el que se produjo la muerte.

Según indicó la madre, la autopsia realizada en la morgue de Roca no habría consignado ningún signo de violencia.

Pese a que decían que alucinaba, los análisis habrían dado negativo en la presencia de sustancias como drogas o alcohol.

“Revisé el cuerpo de mi hijo cuando me lo entregaron y tenía toda la cara golpeada y dos agujeros en el estómago que pensamos que son de balas. Los agujeros estaban rellenos con algodón y tapados con gasas. Lo más raro es que la autopsia no dice nada de estas heridas”, relató Olmos.

La madre del joven albañil indicó que los vecinos del lugar declararon haber escuchado disparos y que al momento de lo ocurrido había un policía que supuestamente actuó de oficio. Además, afirma que su hijo no era un delincuente ni sufría problemas de adicciones, por lo que era imposible que estuviera alucinando como se dio a conocer.

“Estamos preparando todo y vamos a pedir cambiar la cáratula a homicidio”, relató la mujer.

La causa se encuentra a cargo del fiscal Marcelo Gómez, y la familia está trabajando con su abogado en la búsqueda de pruebas para efectuar la denuncia.

“Revisé el cuerpo de mi hijo cuando me lo entregaron y tenía toda la cara golpeada y dos agujeros en el estómago que pensamos que son de balas. Estaban rellenos con algodón”.Marcela Olmos. Denunciante

El cipoleño que murió en la celda

Santiago Sagredo murió en un calabozo de la Comisaría Cuarta, aparentemente por haber sufrido un accidente cerebro-vascular poco después de haber sido detenido por manejar presuntamente alcoholizado.

Sin embargo, su familia cree que la causa de la muerte fue otra y luchó para que se ordenara una nueva autopsia. El estudio médico fue concretado por el gabinete forense de Roca y los resultados aún no se conocen. La familia de Sagredo espera tener los detalles en los próximos días, cuando termine la feria judicial, para saber si la segunda autopsia confirma su hipótesis de que el hombre fue víctima de algún tipo de violencia que terminó en su muerte. Por ahora no hay sospechas sobre los uniformados porque el peritaje original abonaba la teoría del ACV.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario