El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
74% Hum
LMCipolletti

Evacuados siguen esperando para volver a su hogar

La lluvia se fue pero los problemas que generó continúan gravitando en la ciudad.

El Municipio trabajará para sacar el agua acumulada en los barrios más castigados.
 
El buen tiempo de ayer, incluido un viento no fuerte pero constante, abrió esperanzas de una normalización definitiva de la ciudad tras las fuertes lluvias del domingo y el lunes. Sin embargo, persistían aún las calles y sectores barriales anegados, lo mismo que los problemas de inundación de algunas viviendas pertenecientes a los asentamientos irregulares.
Tampoco habían podido volver a sus hogares las tres familias evacuadas de la toma Barrio Obrero A, que seguían instaladas en el centro comunitario del barrio Anai Mapu. Para hoy se preveía su traslado hacia una parroquia. Son quince personas, entre adultos y niños, que sufrieron en todo su poder el efecto de las inclemencias climáticas.
Las cuantiosas precipitaciones castigaron con fuerza los barrios más humildes de la periferia y también a los asentamientos más expuestos por la falta de altura de sus precarias viviendas en relación con el entorno. El agua se coló en las casas por los techos defectuosamente construidos y también desde las calles, que se convirtieron en lagunas estancas.
 
Camiones de bombeo
Desde la Municipalidad, el secretario de Servicios Públicos, Francisco Jáuregui, dijo que se ha dispuesto la extracción del agua acumulada en los barrios Costa Norte, Costa Sur, Labraña y María Elvira, para lo que se han adaptado camiones regadores de la comuna, a los que se les han acoplado bombas de succión.
Con este trabajo se espera restituir a la normalidad la situación barrial, previéndose que el bombeo se efectúe también en otros sectores de la ciudad en que ha habido anegamiento de calles y edificaciones.
El funcionario dijo que también se ha resuelto empezar una amplia labor de reparación y mejoramiento de calles de ripio de la zona urbana y rural, dado que gran parte de estas vías de comunicación han quedado “prácticamente destruidas” por las precipitaciones.
Los mayores problemas, a nivel humano, seguían ayer focalizados en la toma Barrio Obrero A. Allí, las manzanas 1 y 14 figuraban entre las que quedaron más afectadas por la acumulación de aguas y el anegamiento interno de viviendas. Las 35 familias damnificadas y autoevacuadas a casas de familiares seguían, en su mayoría, esperando por retornar a los lugares que habitan.
Sin embargo, las dificultades para los habitantes del asentamiento se multiplicaban. Y ello porque las fuertes precipitaciones hicieron elevar la napa y colapsar los pozos sépticos, cuyo contenido se volcó al exterior, uniéndose a las lagunas y charcas de las propiedades y de las calles. El riesgo aquí es considerable para la salud, habida cuenta de una eventual propagación de enfermedades infecciosas.
 
Todavía esperando

En tanto, integrantes de las tres familias evacuadas hacia el centro comunitario del barrio Anai Mapu no ocultaron su inquietud ante la imposibilidad que tenían ayer de regresar a sus viviendas. Estas seguían anegadas, con daño para colchones, enseres, ropa y artefactos domésticos. Mientras no sean desagotadas del agua, no podrán ser ocupadas de nuevo.
Karina Navarro, Rodrigo Rumay y Oscar Cortez pertenecen a los grupos familiares evacuados. Ayer agradecieron por los colchones y la comida que les facilitó la Municipalidad para enfrentar la contingencia, pero dijeron también que la comuna no está ayudando en el bombeo y escurrimiento del agua acumulada, lo que han encarado los propios vecinos con un trabajo de zanjeo.
Indicaron que por haberse dañado mucho los techos en la actualidad requieren de chapas de cartón o zinc, de nylon y de bolsas de cemento para hacer reparaciones. Para ello, pidieron el aporte de la comunidad. El celular de Rumay es 0299-154061090 y el de Cortez, 0299- 155521808.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario