En minutos, desvalijaron una casa en El Manzanar

Los ladrones reventaron un ventanal hermético con un tronco.

Ya no alcanza con una delegación policial cercana ni con los sofisticados sistemas de alarmas: los ladrones parecen poderlo todo y, una vez más, una familia cipoleña fue víctima de un veloz robo. El hecho sucedió en el barrio El Manzanar Kossman y los delincuentes se apropiaron de notebooks, valores y otros documentos.

"Fue un baldazo de agua fría", confesó el cipoleño Ezequiel Benzadón, quien diez minutos antes había abandonado su casa y le avisaron que habían entrado ladrones. Enseguida, se comunicó con la Policía provincial y más allá de un rápido despliegue, no pudieron interceptarlos.

Los autores del robo, ocurrido el viernes por la noche, forzaron una reja de la parte delantera y reventaron con un tronco de álamo un ventanal de vidrio hermético. Como la alarma se activó, los delincuentes no se demoraron y se apoderaron de distintos elementos que estaban al alcance. Mientras tanto, la central de emergencias de la empresa de alarmas dio la alerta al propietario y a la Policía. "Nos avisó en el momento, yo estaba en otra casa de El Manzanar", precisó Benzadón.

Ante la inseguridad, los vecinos de El Manzanar suman más elementos preventivos. Armaron un grupo de Whatsapp para mantenerse comunicados.

A las corridas, confluyeron en la vivienda pero sólo se encontraron con la ventana rota y un gran desorden. En apariencia, el ilícito contó con la participación de dos o más personas y se desconoce si tuvieron la asistencia de algún vehículo. Consultado sobre si los vecinos alcanzaron a observar a los ladrones, el propietario de la casa indicó que "lamentablemente nadie pudo ver nada".

Benzadón destacó la necesidad de hacer público el incidente para que las familias del lugar tomen los recaudos necesarios y, si tienen previsto irse de vacaciones, que avisen a familiares o vecinos de confianza con el fin de estar alertas ante cualquier movimiento sospechoso.

En cuanto a los antecedentes por robos, en la misma cuadra donde vive Benzadón ocurrió uno hace dos meses con un modus operandi muy similar.

El destacamento policial de El Manzanar permite una intervención inmediata de los agentes, además de advertir a otras unidades de la ciudad. Pero más allá de este aspecto preventivo, el año pasado se dio una serie de hechos delictivos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario