El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
73% Hum
LMCipolletti agua

En el barrio Obrero A siguen sufriendo el temporal, y encima el frío

Persisten las dificultades por las secuelas de las lluvias, las napas altas y el desborde de pozos sépticos. Se añadieron inconvenientes en el reparto de las bolsas de combustible vegetal.

En el Barrio Obrero A todavía hay vecinos con sus casas o sus patios anegados por la mezcla del agua acumulada de las lluvias, las napas altas y los pozos sépticos.

Si no fuera esto poco castigo en sus ya difíciles condiciones de vida, el último lunes unos cuantos pobladores sufrieron por algunos inconvenientes que se generaron en el reparto de la leña del programa municipal Compromiso Calor.

Te puede interesar...

Pese a que desde la comuna se han enviado camiones que succionan el agua de calles y viviendas, el hecho es que las charcas y lagunas que se han formado no quieren ceder, por lo menos, al ritmo que se quisiera.

El panorama en el sector poblacional sigue siendo muy complicado y, hace un par de días, incluso se tuvo que evacuar a un vecino que no podía permanecer en su hogar por el agua, la humedad y el frío que amenazaban su salud e integridad física. Con intervención de Desarrollo Humano municipal, se consiguió que el poblador se fuera a la casa de unos parientes.

El momento es muy difícil.

Gisella, una habitante de la calle Carlos Fuentealba, ubicada en un extremo de la barriada, expresó que "no hay caso de que los camiones del Municipio logren sacar" el agua acumulada, ya que por las napas y los pozos sépticos desbordados el líquido vuelve a aflorar una y otra vez”.

Avisó que hay vecinos que aún tienen anegado el interior de sus viviendas, sus patios y sus alrededores. Advirtió que el riesgo de infecciones es constante, lo que a ella, como madre, la preocupa y desvela mucho.

Si las cosas no han venido bien barajadas últimamente, el lunes, en el inicio del programa Compromiso Calor, se vivieron momentos de enojo y malestar por el operativo montando por la comuna.

Ocurre que, por lo inundado y lo lodoso de las calles, el personal municipal optó, según la vecina, por acumular las bolsas de leña en una esquina para que de allí la retiren los beneficiados.

El camión de reparto no quiso arrimarse a muchas de las casas por miedo a quedarse atascado, pero el problema recayó entonces sobre los pobladores que tuvieron que cargar, en ocasiones, varias cuadras, las bolsas con el combustible vegetal.

Por otro lado, cuando los trabajadores de la comuna sí consiguieron llegar hasta los hogares de beneficiarios, se dieron casos en los que no se quiso dejar la leña porque las familias presuntamente no tenían sus estufas instaladas. La bronca que se generó fue mucha, lo mismo cuando se conoció que en el nuevo listado oficial de beneficiarios quedaron excluidas varios hogares que en el pasado recibían la leña.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

20% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
80% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario