El STJ le ratificó la condena de 6 años de cárcel a Forno

Es por el delito de defraudación. En la actualidad, el cipoleño es juzgado por varios asaltos y robos.

A más de un año de conocerse la sentencia en relación con el delito de estafas, el Superior Tribunal de Justicia de la provincia (STJ) confirmó la pena de seis años de cárcel impuesta al cipoleño José “Chiqui” Forno. De esta forma, sólo le queda recurrir a la instancia federal para que el fallo no quede firme.

La novedad de lo resuelto por el máximo tribunal rionegrino no se da en el mejor momento para el ex empleado judicial, que enfrenta otra acusación por una presunta asociación ilícita. El fallo condenatorio había sido elaborado por la ex Cámara en lo Criminal Primera de Cipolletti, pero la defensa interpuso una casación ante el STJ y días atrás se conoció su respuesta.

Te puede interesar...

Lejos de considerar los argumentos del representante legal de Forno, los magistrados ratificaron el veredicto que se conoció el 17 de mayo de 2017 y que tuvo como único condenado al hombre que se desempeñó en la ex Cámara Civil de esta ciudad. Justamente tuvo un cargo con un rango similar al de jefe de despacho y, en esas circunstancias, pudo fraguar oficios que cobraban otras personas por la ventanilla del banco. Cuando se comprobó la maniobra, hubo un gran tembladeral en el ámbito de la justicia local porque se sospechaba de la intervención de otros funcionarios, pero la acusación se limitó a Forno y un grupo de personas que se presentaron con nombre y apellido en la ventanilla de un banco para cobrar los oficios.

De igual modo, durante el juicio oral se comprobó que los involucrados en las operaciones con los oficios truchos desconocían los alcances de la maniobra delictiva y revelaron que recibieron ínfimas sumas de 100 o 200 pesos como parte de pago. “Nunca pensé que era una estafa”, aseguró uno de los imputados. Sus relatos fueron muy coincidentes y por este motivo no fueron acusados por el fiscal Gustavo Herrera.

En cambio, el representante del Ministerio Público consideró que había suficientes pruebas en contra de Forno para solicitar que se lo condene por el delito de defraudación a la administración pública, en concurso ideal con falsificación de instrumento público en 54 hechos.

Lo particular de la investigación llevada adelante por la justicia local es que se demoró más de 13 años para llegar a debate y que dejó varios interrogantes debido a que no se trataba de una maniobra delictiva sencilla sino que incluía a varios actores. Forno hizo su descargo en su momento en este diario y recalcó que era “un chivo expiatorio”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario