El policía que mató borracho al volante pasará 4 años presos

Es un fallo inédito. Manejaba sin carnet, a 130 km/h y borracho.

El policía que el año pasado chocó borracho y mató a un hombre fue condenado a 4 años y 8 meses de prisión por el delito de homicidio culposo agravado. Si la sentencia queda firme, se tratará de la primera condena a cárcel efectiva en la región por un accidente de tránsito. “Nos arruinó la vida, pero después de tanto dolor, se hizo justicia”, afirmó la esposa de la víctima.

El brutal siniestro ocurrió el 2 de agosto de 2018 cuando Maximiliano Cabrera, de 25 años, volvía de festejar su cumpleaños conduciendo con 2,04 gramos de alcohol en sangre, sin licencia ni seguro, y a 130 kilómetros por hora por la Ruta 65. Había estado en Cipolletti y volvía a Allen. A pocos metros de Puente 83 chocó por detrás al auto de Francisco Linares, de 33 años, provocando que perdiera el control e impactara de frente contra una camioneta. Murió en el acto.

Te puede interesar...

Durante el juicio quedaron acreditadas todas las faltas que cometió Cabrera antes de subirse al auto, y su condena podría sentar precedente. “Estaba borracho, sin carnet ni seguro, y manejaba a toda velocidad. Todo lo que hizo lo podría haber evitado. Es muy importante que pague por lo que hizo, y que quienes matan con un auto vayan presos. Nada de lo que hagan va a reparar mi dolor, pero por primera vez sentí que se hizo justicia”, contó a LM Cipolletti Michael Melo, esposa de la víctima y madre de su hija.

Esa mañana, Linares se trasladaba a Allen, donde prestaba servicios como conductor de grúas. Sin embargo, la indemnización no lo consideró como “empleado” y le asignó un pago mínimo de $80 mil, de los cuales solo podrán acceder a la mitad hasta que su hija sea mayor de edad.

Brutal accidente fatal sobre la Ruta 65

“Durante el juicio uno de los testigos contó que Cabrera, después del choque, intentó escaparse del lugar. Le pidió ayuda a un hombre para mover su auto e irse, por más que apenas podía caminar de la borrachera. Es más grave en él porque era funcionario público”, dijo la mujer. Agregó que nunca se mostró arrepentido ni pidió perdón.

La sentencia no se encuentra firme y puede ser impugnada en los próximos días.

“Desde el choque no pude avanzar”

“Nos arruinó la vida. Cuatro meses después del accidente me mandó una carta, que seguro se la escribió su abogado, y yo nunca quise recibirla. El 25 de mayo cumplimos 15 años de casados y estábamos levantando una casita en Fernández Oro. Cada vez que teníamos un tiempito nos instalábamos ahí con mi hija y pegábamos ladrillo por ladrillo. Desde el choque no pude avanzar más, ni tengo trabajo”, se lamentó la viuda de Francisco Linares una vez finalizada la lectura del veredicto.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario