El mar casi tapa una camioneta por un descuido

Ya es una postal típica en Las Grutas. Los dueños se confían y el agua avanza.

Otra vez un vehículo fue atrapado por el mar. Ahora ocurrió en la zona de Piedras Coloradas, una playa ubicada al sur de Las Grutas, durante una de las últimas pleamares extraordinarias que se registraron en la semana.

En esta oportunidad fue una costosa Volkswagen Amarok que parecía flamante. Testigos cuentan que alcanzaron a sacarla antes de que las olas la cubrieran por completo, aunque afirman que de todos modos ingresó abundante agua.

Previamente hubo escenas de angustia y desesperación de parte de los propietarios, como suele suceder en estos casos.

Este tipo de accidentes no son nuevos y los padecen mayormente turistas que desconocen el comportamiento del mar y confían demasiado en la capacidad de los motores y la doble tracción, porque casi siempre ocurre con camionetas.

El avance marino es imbatible y la arena que se humedece sepulta paulatinamente las ruedas hasta que las aceleradas, por más fuertes que sean, no las mueven ni un milímetro. Un camión o un tractor los puede arrastrar a tierra firme.

Antecedentes

Hay montones de anécdotas que recuerdan episodios similares que, afortunadamente, no provocaron personas lesionadas, salvo los ataques de nervios de los damnificados. Una de los sucesos más impactantes ocurrió en enero de 2010, cuando una lujosa Dodge RAM quedó completamente tapada por las olas en la Tercera Bajada, delante de una multitud.

La camioneta era de una familia mendocina que bajó un semirrígido y cuando quiso salir, ya no pudo. El vehículo quedó totalmente sumergido, hasta que bajó la marea y pudieron sacarlo.

Otro caso se produjo en la playa Las Conchillas, de Puerto San Antonio Este, en septiembre de 2016. Un grupo de buzos deportivos se sumergió y dejó una Ford Escort en la costa, aunque más allá de lo recomendable. Al volver la encontraron casi tapada. Un tractor la arrastró hacia afuera.

Mayor trascendencia y espectacularidad tuvo una pleamar extraordinaria de hace unos pocos años, que sobrepasó la altura habitual e inundó un sector en Piedras Coloradas destinado al estacionamiento de vehículos.

Todo sucede a pesar de los avisos de Prefectura Naval, que advierte de los riesgos de acercar los rodados en los sectores de playa, sobre todo cuando se anticipan pleamares extraordinarias.

Casi siempre son camionetas 4x4

Sólo piensan en la arena

La mayoría de los conductores que sufrieron viendo cómo el mar les inundaba el vehículo manejaban camionetas 4x4. Confiados en su poder de tracción, bajan a la arena y se acercan más de la cuenta al mar.

Foráneos

Otra característica es que suelen ser de provincias alejadas y visitan Las Grutas por primera vez, por lo que desconocen el efecto de la marea. Sin embargo, también les ha pasado a valletanos que no obedecieron a Prefectura.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario