LMCipolletti toma

El loteo social que es un espejismo en una toma

Las familias que residen en la toma El Espejo denunciaron que el loteo nunca se concretó y reclamaron al Municipio que retome las obras. Se sienten discriminados.

La toma El Espejo estaba en los planes del Municipio para convertirse en un loteo social con todos los servicios. Incluso allí también tenía previsto mudar a los vecinos que residen sobre las vías del ferrocarril y el presupuesto 2020 contemplaba la construcción de 32 casas.

Sin embargo, los vecinos denunciaron que todas las intervenciones que hizo el Ejecutivo local a través de la dirección de Hábitat fueron malas o quedaron inconclusas. Pese a la promesa de regularizar el sector, continúan sin acceso a los servicios básicos como la luz.

Te puede interesar...

Además, se sienten discriminados porque hace más de 20 años que residen en el lugar, y el Municipio realiza avances significativos en otros sectores de la ciudad. "No se empezó con nada", sostuvo Ceferino Vogel, uno de los vecinos.

Recordó que desde hace nueve años que la toma está en carpeta y van y vienen con la gente de Hábitat para hacer algunos mejoramientos, donde el Ejecutivo ponía los materiales y los vecinos, la mano de obra.

Pero en esa relación, advirtió que los vecinos siguen adelante, solos, porque el Municipio dejó a medias los trabajos, y con otras tareas planificadas ni siquiera arrancó.

Les resulta, además, un despropósito que quieran mudar otro barrio -el de las vías del ferrocarril- cuando ellos todavía no pueden acceder al sistema de energía eléctrica.

"Teníamos un barrio dentro de todo ordenando, con una calle por donde se podía entrar y salir. Ahora no tenemos ni eso", agregó Vogel.

Todas las dificultades del barrio unió a los vecinos y redactaron a mano una nota para reflejar los hechos que le reprochan al Ejecutivo y por los cuales se sienten abandonados a su suerte. Puntualmente, critican a la dirección de Hábitat por su "incapacidad" para resolver los problemas. "Si no tenes el dinero, no vayas a prometer algo que no depende directamente de vos", sostuvo el vecino.

Los pobladores acompañaron con su firma la carta, en la que detallan, por ejemplo, haber comenzado con la apertura de calles que no señalizaron y causaron varios accidentes.

Dicen también que el proceso de mensuras se inició sobre la base de hechos viejos o no actualizados; y que los que cedieron terrenos para las calles y veredas sin objeción, todavía están esperando el lote que prometieron a cuatro jóvenes hijos de vecinos de la toma.

Supuestamente, una vez que concretaran la reubicación de algunas familias, se elaboran los proyectos ejecutivos para nivelar las calles, hacer el alumbrado público, llevar la luz a las viviendas y el resto de los servicios, como el agua y el gas. Pero hasta la fecha, todo sigue inconcluso; y los vecinos reclaman que retomen y terminen los trabajos para vivir con dignidad.

Lamentaron haber tenido siempre la buena disposición para dialogar y llegar a esta instancia, engañados, sin poder siquiera acceder a la electricidad.

carta barrio El Espejo 1
carta barrio El Espejo 2
carta barrio El Espejo 3
carta barrio El Espejo 4

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

20% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
40% Me aburre
40% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario