El clima en Cipolletti

icon
Temp
95% Hum
LMCipolletti pesos

El kilo de pan subirá ahora a 240 pesos y en marzo a 300

Panaderos resolvieron los montos sugeridos para la ciudad. Días atrás querían aumentar el kilo de pan a 220 pesos, pero como en otras partes del país ya está más caro, decidieron ponerse en sintonía.

Te puede interesar...

Los panaderos cipoleños resolvieron finalmente subir a 240 pesos el precio sugerido del kilo de pan común. El nuevo valor comenzará a regir a partir de este martes y se mantendrá al menos por todo lo que resta de febrero.

En marzo, existe la voluntad de volver a actualizar los valores de los distintos productos panificados y, por tal motivo, se anticipa que el kilo de pan común se elevará entonces a 300 pesos. Después, se irá viendo como evoluciona el precio de la harina y de los demás insumos del sector.

Se llama precio sugerido al monto que debe orientar las ventas en la ciudad. No es de carácter obligatorio y, por eso, a nadie se le escapa que en las panaderías de la ciudad hay precios muy variados, mayores y menores, desde siempre.

Los panaderos habían decidido, hace unos días, elevar el valor del kilo de pan a 220 pesos. Sin embargo, cuando se enteraron que la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires tenía programado un incremento inmediato del 25 por ciento y que el precio del kilo iba a girar allí entre 240 y 300 pesos frenaron su decisión para evaluar el nuevo escenario.

Es que el pan no puede ser más caro en Buenos Aires, donde se produce el trigo y la harina, que en Río Negro, adonde se transporta la harina desde esa provincia y de otras de la Pampa Húmeda. Los fletes encarecen, y mucho, prácticamente todos los insumos de la actividad. Es irreal que acá se cobre más barato.

Así las cosas, optaron por elevar el precio sugerido, pero solo un poco más, en procura de castigar lo menos posible a los consumidores. Por ello, el kilo subirá, por ahora, solo 20 pesos en relación con lo que tenían programado. Sin embargo, en marzo lo elevarán a 300 pesos, porque la inflación no cede y el desfasaje en los costos puede desestabilizar a las panificadoras.

En cuanto a la docena de facturas, se supo ayer que el precio de la docena rondará en los barrios entre 600 y 650 pesos. Es un monto que trata de ser accesible para los horadados bolsillos de la población. Sin embargo, como pasa con el pan, ya hay lugares donde la docena de facturas ronda los 700 pesos. Será cuestión, en estos tiempos difíciles, de estar atentos y buscar los lugares en que más convenga.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario