El clima en Cipolletti

icon
27° Temp
19% Hum
LMCipolletti acusado

El joven que quiso prender fuego a su pareja fue acusado de intento de femicidio

Está detenido tras fugarse del hospital y la Fiscalía pidió que, si es liberado, lo obliguen a usar un equipo de monitoreo para proteger a la víctima.

El joven de 29 años denunciado por intentar prender fuego a su pareja y su hija de seis años fue acusado por intento de femicidio. La Fiscalía no creyó su versión del hecho y pidió que continúe detenido mientras avanza la investigación del ataque, que se produjo el sábado.

Desde la Fiscalía cipoleña relataron que el hombre fue denunciado por su pareja, de 23 años, y se encuentra detenido. La Policía había acudido a un pedido de auxilio y tras asistir a la víctima tambié tuvo que rescatar al presunto agresor, quien se había encerrado y prendió fuego la casa. Tras ser trasladado al hospital, el acusado se fugó, pero fue capturado.

Te puede interesar...

"Ordenamos la detención y quedó preso. Le formulamos cargos este domingo, porque a nuestro entender, la quiso matar", dijo el fiscal Gustavo Herrera a LU19.

Herrera sostuvo que la investigación avanza en función de los testimonios de la víctima y el acusado, porque "solo ellos dos estaban en la habitación". Por ello, "fiscales y defensores intentamos interpretar lo que nos dicen ellos con las distintas pruebas que se han recolectado". Para el Ministerio Público, el relato de la víctima resultó creíble, por lo que avanzó con la formulación de cargos.

144

La joven relató que luego de un encuentro con amigos en el que ingirió bebidas alcohólicas, el acusado comenzó una discusión y la agredió físicamente. Ella pidió ayuda a la Policía y su pareja la roció con alcohol, al igual que a la pequeña hija de ambos.

Tras ser detenido, el hombre negó el intento de femicidio. Según detalló Herrera, "el muchacho dice que él no roció a la mujer, sino la casa porque se quería prender fuego él".

"Él está detenido y se está planteando como segunda opción el uso de un dispositivo dual en el caso de que se le otorgue la libertad", dijo Herrera. El acusado tendría una pulsera gps que monitorea su ubicación y enciende una alerta si se acerca a una distancia determinada de la chica, unos 700 metros. "Si recuperase la libertad no podría vivir en Barda del Medio, ni acercarse a los lugares que solía frecuentar", concluyó el fiscal.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario