El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
67% Hum

El "Jeffrey Epstein argentino": filmaba violaciones y las compartía en internet

El acusado identificado como Alejandro Blanc Pardo, habría creado una perversa serie de videos pornográficos.

La Dirección de Investigaciones Contra El Crimen Organizado de la Policía Bonaerense se topó con un caso muy similar al de Jeffrey Epsteinen Estados Unidos (quien captaba mujeres vulnerables para luego incorporarla a una red de trata). Fue por este motivo, que un hombre fue detenido por delitos como trata de personas, pornografía infantil y abusos sexuales.

Según informó Infobae, la detención se produjo este viernes a la mañana. El hombre es cuestión es Alejandro Blanc Pardo, un hombre de 45 años dedicado al negocio de la venta de motos y repuestos. Le allanaron su departamento en un complejo de la calle Emilio Castro en Haedo, zona de Morón, con pileta de estilo y amenities de alto costo.

Te puede interesar...

En ese lugar le encontraron más de cien gramos de cogollos de marihuana, licores importados, látigos sadomasoquistas, dildos de plástico, cámaras y preservativos, una docena de DVDs, algunos pornográficos, hoy casi reliquias históricas, pistolas Glock y Bersa Thunder, ambas 9 milímetros, un disfraz porno de enfermera.

En su living, también dieron con dos sillones de cuerina roja, los cuales tiene una enorme relevancia en el caso. Además, en un cajón, había una hoja cuadriculada manuscrita con los nombres de más de 20 mujeres.

La causa en cuestión comenzó con la denuncia de una víctima, una joven de 19 años, quien explicó que había sido contratada a los 14 por el acusado para repartir volantes. Luego, comenzó a abusar de ella y a filmar los encuentros.

El-caso-del-Jeffrey-Epstein-argentino-que-violaba-menores,-las-filmaba-y-luego-lo-compartía-en-sitios-porno.jpg

A partir de allí, apareció en la investigación la Ayudantía Fiscal Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de la fiscal Lorena Pecorelli, y como parte del plan para atraparlos, le intervinieron los teléfonos al acusado, con lo que consiguieron decenas de horas de escucha.

La investigación señala que, los ataques sexuales a jóvenes y la filmación de los mismos fue escalando, y es allí donde radica la importancia de los “sillones rojos”. Es que los videos filmados allí, los cuales formaban parte de una perversa colección en un sitio de pornografía amateur argentino, en donde se veía a decenas de chicas -de muy poca edad- en situaciones de sexo explícito, sin uso de preservativo, y en otros casos, en tríos con hombres adultos, eran grabados allí.

Es esos videos se ve de fondo una pileta en la ventana, lo cual coincide con la que está instalada en el complejo. Lo mismo la barra y los muebles. En tanto, los comentarios de los usuarios se repiten con elogios al contenido, compartido, al menos, desde 2018, con un virtual status de culto.

Además de grabar los abusos y publicarlos en sitios pornos, se sospecha que el acusado prostituía a estas mujeres, con encuentros pactados por WhatsApp o Telegram, a veces, a punta de pistola.

En la acusación se aclara que el comerciante, supuestamente con una condena previa por un delito sexual contra una menor, se jactaba de una cosa aberrante: ser “el Jeffrey Epstein argentino”, el empresario y magnate acusado junto a su pareja Ghislaine Maxwell de uno de los esquemas más perversos de abuso de menores de la historia moderna.

Tal como Ghislaine Maxwell -pareja de Epstein-, la novia de Blanc Pardo fue identificada en la causa y acusada de, al menos, la captación de dos víctimas. Sin embargo, se cree que habría sido sometida por su pareja. Es que a simple vista, la mujer era activa en la comunidad porno donde el contenido era compartido. Sin embargo, la Dirección de Investigaciones descubrió que era Blanco quien supuestamente operaba la cuenta de su mujer para contactar a otros usuarios y así proponer tríos y encuentros sexuales.

Aberrantes conversaciones

Hay conversaciones en la causa de un contenido macabro, donde se vuelve evidente que Blanc Pardo explotaba la vulnerabilidad y la escasez de recursos de sus víctimas.

“Tengo una cumbiera bien cabeza, con amigos cacos, con hermana de 13 años embarazada, padres ausentes y borrachos. Su madre limpia casas, su hermano preso por chorro, vive en Rafael Castillo, cien por ciento villera, pasa muchas necesidades y me aprovecho de ella. Me obedece en todo y se deja coger por mis amigos cuando se lo ordeno. También le doy unos sopados porque así les gusta a estas negras villa. Con las turras villeras no existe la violencia de género”, consigna un chat atribuido a Blanc Pardo y luego agrega: “¿Quién quiere hacerle doble penetración a la villera?”.

Eso no es todo. “Otra nueva amiga wachiturra. 100% villera. Notarán x su expresión q le dolió un poco mucho”, escribió en la red social porno como preámbulo antes de una escena de sometimiento.

“Reposteo a mi empleada de limpieza. Ella wachiturra villera, muy callada, tímida, de pocas palabras. Cuando viene a casa la invito a comer, viene con hambre siempre pobrecita. Miren sus costillitas”, se regodea Blanc Pardo para luego mostrar 30 fotos de una joven delgada, que posa en los muebles y luego es supuestamente abusada, primero por un hombre, luego por dos al mismo tiempo. “No es joda, apenas subsiste ella y su hijito. Por eso está muy agradecida de ser mi doméstica. Pero siempre está dispuesta a ponerse en cuatro, ella agradecida de recibir pija, ya que se cree poco atractiva. Y más que agradecida por los almuerzos que la invito. Es obediente cuando tiene hambre, o sea, ¡siempre!”, añade.

El-caso-del-Jeffrey-Epstein-argentino-que-violaba-menores,-las-filmaba-y-luego-lo-compartía-en-sitios-porno-3.jpg

En otro posteo con el sillón rojo como escenario comenta: “Es venezolana, escapó de la miseria y el hambre en su país. Su marido quedó en Venezuela mientras ella se establece en nuestra hermosa patria. Siempre estoy dispuesto a darle una mano a nuestras hermanas latinoamericanas. Ella al llegar estaba muy flaca, me encargué de alimentarla... con mi pene”.

Según detalló Infobae, los posteos continúan en el sitio argentino, como así también en otro internacional, uno de los más populares del planeta.

Se espera la identificación de más víctimas, que podrían brindar sus testimonios en lo que se espera pueda convertirse en una extensa causa contra un abusador reincidente que tomaba como modelo a uno de los delincuentes sexuales más insidiosos de la historia.

Se intenta, también, identificar quiénes fueron los cómplices de Blanc Pardo en los abusos, los otros hombres que se ven en las fotos difundidas. Este trabajo parece un poco más complicado ya que si bien en los videos a las víctimas se las puede ver perfectamente, los hombres en las fotos ocultan sus caras.

De esta forma, la fiscalía del caso ofrece que las víctimas se contacten con los investigadores para tomar su testimonio y brindar apoyo y contención. Su dirección de mail es: ayudantiadelitosconexos.lm@mpba.gov.ar

El-caso-del-Jeffrey-Epstein-argentino-que-violaba-menores,-las-filmaba-y-luego-lo-compartía-en-sitios-porno-4.jpg

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario