El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
36% Hum
LMCipolletti Crimen

El descuartizador jura que es inocente y pide clemencia

"Yo no maté a nadie, tampoco se quién lo hizo", aseguró Carlos Carrasco desde la cárcel de Viedma.

El hombre oriundo de Fernández Oro que fue condenado por descuartizar al abuelo Juan Antonio Martínez Parra pidió clemencia a las autoridades judiciales y que revisen el fallo que le impuso el máximo castigo: prisión perpetua. "No sólo me acusaron y juzgaron por el crimen del abuelo, también cabe recalcar que no me dejaron defenderme, que me drogaron antes del juicio; que me rompieron un ojo y me dejaron casi ciego, o sea me arruinaron la vida y todavía quieren más", enfatizó Carlos Andrés Carrasco en una carta enviada a este medio.

La sentencia condenatoria en contra de Carrasco se conoció el 5 de junio de 2017 y tras agotar distintas presentaciones, quedó firme. En un determinado momento, la justicia cipoleña le dio la posibilidad del pago de una fianza y esperar en libertad la definición sobre los recursos impulsados por sus abogados pero no pudo reunir el dinero. Muy crítico del proceso que encabezaron los integrantes del Ministerio Público Fiscal de Cipolletti, Carrasco indicó que "yo no maté a nadie, yo no fui el descuartizador, ni tampoco lo soy. Me culparon y condenaron a prisión perpetua siendo totalmente inocente. Yo necesito por favor que me dejen defenderme un poco porque la verdad que la estoy pasando muy mal acá en la cárcel, apuntado por el fiero crimen del abuelo Martínez Parra".

Te puede interesar...

Las pruebas que logró recolectar la fiscalía local fueron determinantes para acusar a Carrasco y, finalmente, llegar a una condena. Uno de los encargados de llevar a la cárcel al orense fue el ex fiscal Marcelo Gómez, quien resaltó la labor investigativa apenas se conoció el fallo. "Hemos construido un caso sólido, con prueba abundante y determinante que indica que el joven acusado fue el autor del crimen de Martínez Parra", sentenció el funcionario que, en la actualidad, es juez en la Cuarta Circunscripción.

A los contundentes dichos de quien ocupaba la fiscalía, Carrasco opone su versión y asegura que "me re-duele saber que me hayan culpado a mi, sabiendo que alteraron las pruebas, los testimonios y testigos. Nadie me cree; sí me escracharon por todas partes y lados como lo peor. Ni expresarme me dejaron. Hace años que estoy pidiendo una revisión de juicio y ni el defensor ni el juez a cargo me dan una solución o respuesta".

El crimen de Martínez Parra fue uno de los hechos más brutales ocurridos en Fernández Oro, a principios de octubre de 2015. El cuerpo del vecino fue hallado mutilado en distintas partes de su casa, con múltiples heridas de arma blanca. Tras una intensa investigación, las sospechas recayeron en su inquilino, Carlos Carrasco, quien fue detenido y acusado del delito de homicidio criminis causa.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario