El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
23% Hum
LMCipolletti

Dos fuertes colisiones se produjeron durante la mañana en la ciudad

Un Ford Fiesta se incrustó contra una vivienda, mientras que una camioneta embistió un taxi de Neuquén capital que estaba detenido en un semáforo.

Quien manejaba la Traffic negó haberse dormido al volante, algo que aseveraron varios testigos.

Dos accidentes espectaculares y, sopresiva y afortunadamente sin consecuencias de gravedad, se produjeron en la zona céntrica con pocas horas de diferencia. Los hechos, ocurridos en las primeras horas de ayer, tuvieron similitudes tan sorprendentes como preocupantes, ya que se habrían producido al quedarse dormidos los conductores de los rodados implicados.
El primero de los casos se produjo en Mengelle, casi Blas Parera, donde un vehículo, sin la participación de otro rodado, se salió de la calzada, subió a una vereda y se estrelló contra la pared de una vivienda. Según confiaron testigos, el conductor se habría quedado dormido y, circulando por calle Mengelle, perdió el control del Ford Fiesta rojo que conducía.
El rodado pasó muy cerca de columnas de alumbrado y otros tendidos, arrasó con la mitad de un portón y se estrelló de frente contra una pared lateral. El auto sufrió graves consecuencias en su parte frontal y el parabrisas, y el conductor cortes en el rostro y la frente, pero se bajó conciente y dio explicaciones a los dueños de casa, según trascendió.
También se habría quedado dormido el conductor de una camioneta tipo Traffic, que protagonizó el otro incidente de la mañana (cerca de las 9) en la céntrica esquina de Villegas y Roca. Otra similitud con el incidente previo fue que un rodado embistió una construcción. Sin embargo, en este caso fue un segundo rodado y los daños provocados a un comercio fueron menores (se rompió un vidrio).
Según confiaron testigos y uno de los involucrados, un taxi de Neuquén capital se encontraba detenido sobre calle Roca esperando la luz verde del semáforo cuando la camioneta lo embistió desde atrás. La colisión fue tan violenta que el taxi salió despedido hacia adelante, en dirección a un locutorio, al que golpeó levemente antes de frenar el impulso. El rodado, en su trayecto, embistió un semáforo y lo arrancó de su sitio, por lo que fue realmente una situación fortuita que no se produjeran lesiones de gravedad por el hecho.
Según varios testigos, el conductor de la Traffic se habría quedado dormido, algo que el hombre desmintió en diálogo con LU 19 al aducir que, simplemente, «no pudo evitar» colisionar con un taxi de color amarillo detenido en su misma calle. La camioneta, eso sí, debió circular a gran velocidad para provocar el movimiento del auto.

Dejá tu comentario