El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
17% Hum
LMCipolletti Estados Unidos

Donó el corazón de su hija y escuchó el latido del hombre que lo recibió

La mujer y el hombre que lleva el corazón de la niña se conocieron cuatro años después de la operación. La emotiva historia.

Donar órganos salva vidas, dice el slogan de los organismos que se dedican a concientizar sobre la importancia de la donación. Y no solo salva vidas, sino que también devuelve un pedacito de vida a los familiares que perdieron a su ser querido y tuvieron el acto de amor y generosidad de donar órganos. Este es el caso de Amber Morgan, una mujer de Estados Unidos que donó el corazón de su hijo, y cuatro años después conoció al hombre que lo recibió.

La foto del encuentro entre ambos se convirtió en un símbolo del amor por la vida. La imagen muestra a Amber, una mujer de Indiana, cuando escucha el latido del corazón de su difunta hija en el pecho de Tom Johnson, de Illinois, que lo recibió gracias a un trasplante.

Te puede interesar...

Morgan y Johnson se conocieron este sábado, cuatro años después de que el hombre de 68 años recibiera el corazón de Andreona Williams, quien tenía 20 años cuando murió por complicaciones de asma.

La Red de Donantes de Indiana organizó la inusual reunión en un hotel de Chicago, según publicó la prensa local. La emoción fue el común denominador del encuentro. “Es casi como si volviera a abrazar a mi hija”, dijo la mujer, quien puso un estetoscopio en el pecho de Johnson. “Es asombroso”, agregó.

Johnson, de Kankakee, Illinois, detalló que envió una carta a Morgan en 2019, un año después del trasplante en el Centro Médico de la Universidad de Loyola, en los suburbios de Chicago. Quería agradecerle por la decisión de la familia de donar el corazón.

También envió una segunda carta, pero no obtuvo una respuesta hasta hace poco tiempo, cuando Morgan dijo que le gustaría reunirse con él, especialmente después de sus propios problemas cardíacos. En tanto, Johnson lidió con un corazón débil desde la infancia.

Los médicos probaron un marcapasos y un desfibrilador antes de decirle que un trasplante era la mejor solución. “Abrió todo un nuevo mundo de posibilidades. Es simplemente increíble. Quiero decir, puedo hacer ejercicio en el jardín, andar en bicicleta. Mis hijos no pueden creer lo rápido que puedo ir”, afirmó el hombre.

Su esposa, Sharon, dijo que el corazón de Williams es especial. “Él la cuida muy especialmente”, relató. Y concluyó: “Él nunca se pierde su medicamento para el corazón. Nunca”.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario