El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
60% Hum

Dominga Cicirillo: mujer luchadora, emprendedora y visionaria del siglo XX

Una historia de vida para agregar a la galería de personajes que de manera silenciosa construyeron la grandeza de la Patagonia, narrada por su hija, María Aurora.

Dominga nació el 31 de mayo de 1918 en Barda del Medio, provincia de Río Negro, debido a que don Ángel Cicirillo, su padre, se trasladó allí a trabajar de buzo en la construcción del Dique Ingeniero Ballester, cementando los pilotes de la obra. Don Ángel era un inmigrante italiano de Bari Monopoli, de profesión jardinero, su familia poseía olivares en su país. Se embarcó, recorrió el mundo hasta que llegó a la Argentina.

Se casó con doña Aurora Mansilla: tuvieron tres hijos: Dominga, Nicolás Berto y Adolfo Ángel.

Te puede interesar...

Años más tarde, y luego de que la labor en el dique hubiera concluido, don Ángel abrió en Cipolletti La Fonda de Chapa, un comercio destinado a albergue, ubicado en la calle Fernández Oro, cerca de la estación del ferrocarril. María Aurora recuerda que allí “se alojaron los hermanos Judzik, los Oseroff y Marini, entre otros”, comerciantes de la época.

Nuestra homenajeada cursó sus estudios primarios en la Escuela María Auxiliadora de General Roca. A los quince años dejó el colegio y se instaló en Cipolletti donde conoció a Carlos Augusto Larravide, que sería su esposo, y que estaba viviendo en Cipolletti junto a su madre: habían arribado desde Ñorquín. Él era sastre de oficio; pero unos años más tarde ingresó a la policía territoriana. En 1934 lo trasladaron a Catriel y ese mismo año se casó con Dominga: tuvieron a Carlos Osvaldo, Enrique Ángel y María Aurora. “A todos los partos los asistía mi bisabuela, Concepción de Mansilla”, recordó su hija.

dominga.jpg

Mujer de armas tomar

Dominga era una mujer de carácter inquieto que acompañó en todo momento a su marido en las tareas que desempeñó: María Aurora recuerda que “cuando Larravide salía a realizar las batidas policiales (una de ellas fue contra Bairoletto, asaltante que la gente de los pueblos protegía pues robaba a los ricos para darle a los pobres), mi madre se quedaba a cargo de la comisaría, asistida por un sargento”.

La vida en el campo y en la comisaría era muy dura: Dominga se ocupaba, entre tantas cosas, de curar a los presos, pues había realizado un curso de primeros auxilios. Además, en la década del ‘40 surgió una epidemia de difteria y hasta que llegaban los médicos, Dominga cuidaba de los enfermos. “¡Era indómita!”, recuerda su hija. También acompañaba a su esposo a caballo a buscar los sueldos del personal de la comisaría, para trasladarlos a Catriel.

En una de las batidas contra Bairoletto, Carlos recibió un disparo: quedó delicado de los tejidos de la aorta y por ello debió trasladarse a Buenos Aires para tratarse. Poco después, en 1945, falleció. Al enviudar, doña Dominga se trasladó a Cinco Saltos a vivir con sus padres. Ese mismo año, María Aurora se fue a estudiar a Roca: hizo los primeros grados de primaria; luego los continuó en Neuquén; Dominga comenzó a buscar algún modo para procurar la manutención de sus hijos.

La administración pública

A fines de la década del ‘40 dominaba la escena política don Pedro San Martín, trabajador y laborioso como pocos, que, afortunadamente, concedió en darle trabajo a Dominga: primero como telegrafista en Chos Malal, luego con el Juez don Adolfo Abelli y finalmente con Tomasa Pérez en el viejo Chateau Gris, en 1948.

Luego continuó trabajando en la administración pública donde desempeñó diversas funciones: fue jefe de Personal con Martha de Acevedo de Brollo.

dominga2.jpg
Dominga Cicirillo en una comida peronista.

Dominga Cicirillo en una comida peronista.

Reiniciar la vida

En 1954, Dominga conoció al comisario Andrés Benito Solari, que en 1955 se convertiría en su segundo esposo. Solari fue amigo de Felipe y Elías Sapag, y de Alfredo Asmar, entre otros. Los festejos del casamiento fueron en la residencia del entonces gobernador Pedro Luis Quarta. Inmediatamente se fueron a vivir a la ciudad de Zapala.

Con la caída de Perón en 1955, el comisario Solari estuvo cesante por tres años; luego de la sanción, ejerció las funciones de Sub jefe de Policía de Neuquén. Por las mismas razones que su esposo, Dominga fue perseguida y dejada cesante por el Interventor Ricardo Hermelo. Como trabajo accesorio, comenzó a coser. “Por entonces vivíamos en la esquina de Elordi y La Rioja: la plaza Güemes de hoy, ayer era todo campo. Y, además, enfrente estaban las casas de los suboficiales del ejército Manestar y Ariet, entre otros”, recuerda María Aurora.

Continúa la actividad de Dominga

Cuando retomó las funciones en la administración pública, Dominga fundó el gremio ANEOP: Asociación Neuquina de Empleados y Obreros Provinciales, en la década del ‘60. Primero funcionó en la segunda cuadra de la calle Roca, en la casa del taxista Jurado. Luego consiguieron el predio de la calle Río Negro, en la costa del río.

Ejercía sus múltiples actividades administrativas con el mismo cariño que el cuidado de su familia: se desempeñó también en Tierras y Colonización, con las oficinas en la segunda cuadra de la calle San Martín; fue directora de Marcas y Señales; fue Secretaria de Obras Públicas con el Dr. Diógenes Caunedo. Participó en la concreción de la fundación del Colegio María Auxiliadora, junto a Guillermina Oses y Dolores Serrano.

Además, gestionó la compra del terreno para construir edificios en la zona de Avenida Argentina y República de Italia, gestiones que se concretaron durante la intendencia del Dr. Aldo Robiglio. El gremio que otorgó las viviendas se llamó COVNEOP, Cooperativa de Vivienda neuquina de empleados y obreros provinciales.

Fue amiga de don Vicente Parrili, con el que fundó la Asociación Mutualista Ocaso en Cipolletti, en la década del ‘80.

Dominga falleció en 1995; sus hijos la acompañaron hasta el último momento. Fue una mujer intrépida a la que nada detenía cuando de trabajar por la sociedad de su valle patagónico se trataba.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
71.428571428571% Me gusta
28.571428571429% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario