Disparos al aire, pánico y milagro a la madrugada

Hubo detonaciones en tres barrios y balazos contra viviendas.

Al menos tres barrios cipoleños fueron escenario de balaceras en una madrugada violenta en la que de milagro no hubo heridos ni víctimas fatales. Vecinos de los barrios San Pablo, La Paz y las 1200 Viviendas denunciaron que hubo detonaciones, entre las 0:50 y las 2, aproximadamente. La Policía no pudo establecer si todos los episodios tuvieron los mismos protagonistas, ni cuáles fueron las causas. Hasta ayer por la tarde, no se había descartado ninguna hipótesis.

En los tiroteos hubo dos puntos críticos. El más grave fue en el barrio San Pablo, donde una bala entró a una vivienda, rozó a una niña e impactó en el perro. “Por suerte, de milagro, no pasó nada. La bala atravesó el techo de chapa y el cielorraso y eso le quitó fuerza”, aseguró Jorge Morales, el dueño de la vivienda.

Te puede interesar...

El vecino, reconocido por encabezar campañas de reciclaje, denunció el hecho en la Comisaría Cuarta y cuestionó la respuesta de la Policía. “Como diez agentes agarraron la bala y no sabían ni de qué calibre era. No se investigó de dónde vino tampoco”.

La bala, afortunadamente sin fuerza para provocar heridas graves, “rozó en el brazo a mi hija, como un rasguño, y le pegó al perro, al que por suerte tampoco le pasó nada. Esto es muy grave, así que seguramente voy a presentarme en la Fiscalía para que se aclare”, dijo Morales.

“Por suerte, de milagro, no pasó nada. La bala atravesó el techo de chapa y el cielorraso y eso le quitó fuerza. Rozó en el brazo a mi hija y le pegó al perro”. Jorge Morales dueño de la casa en la que cayó una bala perdida

Cuando el caso trascendió en las redes sociales, varios vecinos del San Pablo aseguraron haber escuchado detonaciones. Y otros manifestaron que no es la primera vez que hay disparos al cielo y que una bala cae dentro de una casa.

Más tarde, poco antes de las 2 de la madrugada, los disparos se mudaron a la zona norte.

Vecinos denunciaron balaceras en el San Pablo, la entrada al barrio La Paz y las 1200 Viviendas. La Policía encontró muchas vainas servidas.

Los altercados comenzaron en una de las entradas al barrio La Paz y continuaron hasta las 1200 Viviendas. El personal del Gabinete de Criminalística trabajó en las calles Castello y Avenida La Plata -donde secuestraron vainas servidas- y sobre la calle Juan Carlos Cobian, donde pudieron visualizar impactos de bala en una casa. Desde ese lugar, en principio, no se había efectuado ninguna denuncia, algo que generó incertidumbre y orientó la investigación a una disputa entre bandas.

Desde un paseo a los tiros hasta una pelea entre bandas

El jefe de la Subcomisaría 79, Gustavo Ruiz, explicó a este diario que en la unidad recibieron una denuncia durante la madrugada de ayer por múltiples detonaciones de arma de fuego pero que cuando llegaron al lugar para intervenir ya no había nadie. “Podrían haber sido jóvenes a bordo de una moto los que dispararon, pero no sabemos porque nadie vio nada y la mayoría de las personas estaban durmiendo a esa hora”, detalló. En las redes sociales, vecinos de las zonas afectadas aseguraron que se escuchaban los disparos y el paso de motocicletas.

Por esas versiones, no se descarta que los lugares en los que hubo disparos fuesen elegidos al azar. Sin embargo, en las 1200 se hallaron cinco vainas servidas en la misma esquina e impactos de bala en una casa, lo que sugirió que el tiroteo fue parte de una disputa entre bandas.

LEÉ MÁS

Garcés, preso hasta el juicio tras matar a su hermano en las 1200 viviendas

El hombre que mató a su hijo en las 1200 cumplirá perpetua

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario