Devuelve plata por estafa

Un gitano prometió resarcir a su víctima para evitar una condena.

El neuquino que estafó por 360 mil pesos a un santafesino en Cipolletti le devolverá el dinero en cuotas. La fiscal del caso, Eugenia Vallejos, lo citó a una audiencia de conciliación y el acusado se comprometió a retribuirle a la víctima hasta el último peso por la compra de una Toyota Hilux, modelo 2017, que nunca le entregó.

Si bien la víctima no estuvo presente, ya que es oriunda de Rosario, estuvo representada por la funcionaria judicial y convino con ella todos los términos del acuerdo. Así, la primera cuota a pagar se concretaría el mes que viene, informaron fuentes judiciales.

Te puede interesar...

La conciliación es una herramienta alternativa de resolución de conflictos que se aplica bastante en casos de estafa. En favor del gitano que había sido imputado por estafa, no cargaba con antecedentes por otros hechos cometidos bajo la misma modalidad delictiva. Además, desde la fiscalía cipoleña informaron que el interés del damnificado era recuperar el dinero, como suele pasar con otras víctimas de delitos económicos, y por eso enfocaron todos los esfuerzos en esa pretensión.

Ahora bien, también se aclaró que si la conciliación no resulta exitosa y por alguna razón no se cumplen sus términos, entonces el sospechoso podría ser acusado e ir a juicio por el delito de estafa.

“El acusado (por estafa) tiene que cumplir con la totalidad de lo pactado, si no el proceso penal en su contra continúa”. La fiscalía aclaró el alcance del acuerdo entre las partes. “Tiene que cumplir con la totalidad de lo pactado, si no el proceso continúa”, aseveraron fuentes del Ministerio Público Fiscal.

El hecho que investigó personal de la Comisaría Cuarta y la Brigada de Investigaciones durante varios meses ocurrió el 14 de enero.

El damnificado es un hombre de Rosario que en enero recorrió más de mil kilómetros, junto con su mujer y su bebé, a bordo de un micro, por una camioneta que le ofrecieron en la región a través de OLX y por la que entregó 360 mil pesos como parte de pago.

Cuando faltaba muy poco para terminar con el trámite, el sospechoso le dijo que no había podido consumar la transferencia del rodado porque faltaba el formulario CETA. El gitano estafador le firmó un pagaré y le prometió que le llevaría la camioneta la semana siguiente, algo que nunca ocurrió. De hecho, el damnificado luego pudo rastrear que ofrecían la misma Toyota en otras ciudades del interior del país y, de esta manera, comprobó que utilizaban el rodado para estafar a otras personas.

Al cabo de siete meses, los efectivos lograron ubicar al acusado de estafarlo. Había mucho material documentado que daba cuenta del ardid delictivo: llamadas telefónicas, fotos y hasta filmaciones.

LEÉ MÁS

Dos jóvenes quedaron detenidos al intentar robar 60 pollos de una empresa

La mamá del niño internado por quemaduras, en la mira

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario