Despejan el camino para la venta de las tierras de las tomas

La comuna dio con la familia dueña del predio del Obrero y quiere empezar a negociar.

En el Municipio están trabajando a fondo para despejar cualquier incógnita que hubiera sobre la propiedad de las tierras del Barrio Obrero A y para preparar el terreno para la formulación de las ofertas de pago por las tierras del conjunto de cinco tomas que serán expropiadas y objeto de una más que necesaria urbanización y regularización de servicios.

Para febrero, se prevé la publicación de edictos para convocar a las personas que tengan reclamos de propiedad y no se hayan contactado todavía con el Ejecutivo cipoleño.

Te puede interesar...

El viernes se concretó en el Barrio Obrero A una asamblea de vecinos con participación de habitantes también del sector B y de funcionarios de la comuna, que estuvo representada por el abogado Mariano Radivoy, asesor de la Dirección General de Desarrollo Territorial; por la directora de Hábitat, Adriana Gallinger, y por el titular de Asuntos Vecinales, Enrique Oehrens Pinochet.

En la reunión, los funcionarios dieron cuenta de las gestiones y trámites que vienen llevando a cabo para allanar el camino legal y administrativo para concretar la adquisición de las tierras. En el caso del Barrio Obrero A, expresaron que los propietarios de la extensión involucrada formarían parte de la familia Allias, algunos de cuyos integrantes ya se contactaron con el Municipio.

La referente Lila Calderón, presente en el encuentro, manifestó que los funcionarios de la comuna no habrían podido dar con documentación alguna que le confiriera algún título de propietario a Carlos Romero, quien ha sido la persona que durante todos estos años ha reclamado por las tierras y hasta había conseguido una sentencia favorable de la Justicia.

Calderón consideró la situación como un triunfo de los vecinos del Obrero A, ya que hace tiempo que, tras sus propias investigaciones, llegaron a la conclusión de que Romero no sería el dueño del sector rural ocupado en 2009. “Para nosotros, ha sido una confirmación a lo que venimos sosteniendo”, manifestó la dirigente.

Los representantes del Municipio dijeron en la asamblea que en febrero, tras el receso judicial, se publicarán los edictos para convocar a todos quienes tengan algún reclamo de propiedad pendiente. Luego se notificarán las ofertas de pago a los dueños y se fijarán los pasos legales para hacerlos efectivos. Si no hay conformidad, surgirá la posibilidad de juicios cortos para dirimir las disputas.

En la gestión de Aníbal Tortoriello quieren, al parecer, imprimirle celeridad al proceso expropiatorio y concluir cuanto antes con la discusión sobre los montos a convenir. A tal fin, tendrán que considerar el valor fiscal de las tierras fijado por Provincia más el 30% que se estipula por ley para cuando se enajenan bienes de esta forma.

Buscan acortar tiempos y plazos

Contante y sonante

En el Barrio Obrero A los vecinos tienen alrededor de 1 millón de pesos asegurados para empezar el pago de las tierras ocupadas.

Marcha rápida

En el Barrio Obrero B se espera avanzar rápido en definiciones porque los propietarios, la familia Apablaza, tendría predisposición por llegar a un acuerdo de venta.

LEÉ MÁS

Esta semana se esperan tormentas y viento en el Alto Valle

Desesperada búsqueda de un abuelo roquense

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario