Desesperada, buscaba su carro recolector y lo tenía la Policía

El elemento es fundamental para el trabajo diario de las barrenderas, que por estos días realizan un gran despliegue.

Las trabajadoras que llevan a cabo la limpieza de las calles cipoleñas están realizando un gran despliegue y en las últimas horas se generó una historia muy particular, que había arrancado con la presunción de un nuevo robo de un carro donde se colocan las bolsas de residuos y que, en realidad, había sido trasladado por las fuerzas de seguridad hasta una comisaría para evitar justamente que se lo llevaran delincuentes.

Ocurrió en Kennedy y San Martín y, según fuentes policiales, se derivó de un llamado de una vecina que vio el carro supuestamente abandonado y alertó a un patrullero. Como no había ninguna persona a la vista, los agentes subieron la herramienta de trabajo y la trasladaron a la Comisaría Cuarta.

Te puede interesar...

Luego, la trabajadora, que barría en una zona alejada, se acercó hasta donde había dejado el carro y no lo encontró, y por eso creyó que se lo habían robado, explicaron las fuentes.

Tanto la dueña del carro como sus compañeras se indignaron y se movilizaron para recuperar el equipo de trabajo. Finalmente, al comunicárselo a la Policía, confirmaron que el carro de hierro estaba en buenas manos y a disposición de la barrendera.

LEÉ MÁS

Tomó un taxi, no pagó y terminó detenida por violar la cuarentena

Mala vecina: se fue a vivir a flamante loteo y abrió kiosco narco

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario