Descuartizado en Oro: el acusado guardó silencio

Se inició el juicio por el crimen del abuelo Juan Martínez Parra y el acusado, Carlos Carrasco, no quiso brindar su versión.

El acusado de descuartizar al abuelo Juan Antonio Martínez Parra en su casa de Fernández Oro, Carlos Carrasco, se reservó su versión de los hechos y a la hora de declarar ante los jueces de la Cámara Primera guardó silencio. De esta forma arrancó el juicio en el edificio judicial de Urquiza y España por el brutal hecho, sucedido a fines de septiembre de 2015.

Entre los testigos, un hombre brindó un importante aporte, con detalles incriminantes que complican la situación del único procesado.

Con un llamativo parche en el ojo izquierdo, Carrasco concurrió a la sala de audiencias con gesto hosco y lo largo del debate se mantuvo a con los brazos cruzados junto a su abogado, Pablo Barrionuevo. El acusado tuvo oportunidad de declarar pero se abstuvo y el tribunal presidido por el camarista Julio Sueldo dejó abierta la etapa de los testigos.

Entre las personas que se presentaron a declarar concurrieron la nieta de la víctima y su pareja. Fueron los encargados de avanzar con la denuncia en la Policía por la desaparición de Martínez Parra.

En tanto, un hombre que era inquilino del abuelo asesinado reveló que le llamaron la atención la aparición de un hacha en el patio y la conducta de Carrasco.

Codicia

Un plazo fijo de 100 mil pesos

Ayer se confirmó que el motivo del brutal asesinato de Juan Martínez Parra habría sido un plazo fijo de 100 mil pesos. El autor del crimen tenía previsto cobrar ese dinero con el documento de la víctima.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario