Desarticulan un kiosco narco del Piedrabuena y atrapan al dueño

El operativo fue liderado por la Federal.

Los integrantes de la División Antidrogas de la Policía Federal y de la Brigada de Toxicomanía de las fuerzas de seguridad rionegrinas vienen trabajando de manera conjunta con el objetivo de desarticular bandas y poner fin a los kioscos narcos que funcionan en los barrios. En este marco, los efectivos que dependen de la Federal pudieron atrapar a un delincuente que vive en el barrio Luis Piedrabuena B y secuestrar una gran cantidad de ravioles de cocaína. También se encontraron artículos robados y elementos para el fraccionamiento de estupefacientes.

El procedimiento se llevó a cabo esta semana, pero trascendió recién ayer debido a que tanto la Policía como la Justicia querían avanzar en otras líneas investigativas. El fenómeno delictivo que se vive en los últimos meses en Cipolletti tiene relación con bandas narco que se disputan territorios y que, con mucha impunidad, mantienen enfrentamientos en populosos barrios.

Por este motivo, investigadores de la Federal y la Policía rionegrina tratan de detener a los reincidentes. En el procedimiento llevado adelante por la División Antidrogas, se pudo dar con un hombre de 36 años que vive sobre la calle Pastor Bowdler y que comercializaba cocaína. De acuerdo con fuentes policiales, se hallaron objetos que utilizaba para el fraccionamiento y algunos blisters de medicamentos de venta libre que se usan habitualmente en la mezcla con sustancias ilegales.

El allanamiento se desarrolló sin inconvenientes y permitió incautar una moto, marca Motomel, y casi 4000 pesos en efectivo.

Las actuaciones fueron comunicadas al titular del Juzgado Federal de la ciudad de General Roca, Hugo Greca, quien quedó al frente de la indagatoria al detenido. De forma inicial, se le iba a imputar el delito de comercialización de estupefacientes según la ley 23.737 y se establecería si continuaba tras las rejas. Las fuentes apuntaron que el cipoleño seguramente recuperará la libertad por la escasa cantidad de droga secuestrada, aunque quedará sujeto a la causa penal.

Durante este mes se hicieron otros procedimientos y los resultados fueron positivos, pero la incautación de droga fue escasa. Este detalle sirvió a los narcos detenidos para volver de manera rápida a la calle.

Desde la Policía no se oculta el malestar por las decisiones judiciales, que obligan a la fuerza a una labor casi sin descanso para frenar a los narcotraficantes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario